Informe

Diagnóstico del cáncer: marcadores tumorales

23 julio 2017
marcadores-tumorales

23 julio 2017

Los marcadores tumorales son sustancias presentes en la sangre u otros líquidos orgánicos cuya elevación por encima de niveles normales puede ser de ayuda ante la sospecha de algunos cánceres. De todas formas, pueden estar elevados en otras circunstancias: siempre serán necesarias otras pruebas complementarias.

¿Qué son los marcadores tumorales?

Los marcadores tumorales son sustancias de naturaleza proteica que normalmente se encuentran presentes en el organismo en pequeñas cantidades, pero cuyos niveles aumentan cuando se forman determinados tumores.

Sin embargo, es importante saber que no todo incremento de estas sustancias significa forzosamente que haya un tumor, ya que existen otras circunstancias que pueden determinar su aumento. De este modo, su utilidad diagnóstica es relativa y debe situarse siempre en el contexto de cada paciente y del resultado de otras pruebas.

Además de su finalidad diagnóstica, los marcadores tumorales resultan muy útiles para monitorizar la respuesta al tratamiento antitumoral o para detectar una reaparición eventual del tumor.

Cada vez se conocen más marcadores tumorales, aunque no todos se utilizan en la práctica médica habitual. A continuación, repasaremos aquellos que son más comunes:

  • La alfafetoproteína (AFP)
  • El antígeno carcinoembrionario (CEA)
  • El antígeno específico prostático (PSA)
  • El CA 19-9
  • El CA 15-3
  • El CA 125 

La interpretación de los marcadores tumorales

Si bien es cierto que los marcadores tumorales suelen medirse en sangre, la AFP y el CEA pueden analizarse también en otros líquidos orgánicos como, por ejemplo, son el líquido pleural o peritoneal. Para el CA 15-3 y el CA 125, la detección podrá efectuarse directamente en el tejido tumoral, utilizando un anticuerpo que se fija específicamente a ellos.

A cada marcador tumoral se le puede asignar unos valores normales. En cualquier caso, la existencia de valores elevados en los marcadores tumorales no es necesariamente sinónimo de cáncer.


Imprimir Enviar por email