Noticia

Tablas de planchado, mucho más que tablas

20 agosto 2012
Tabla de planchado

20 agosto 2012

Planchar la ropa es una labor que requiere de cierta técnica, sobre todo si no disponemos de una superficie adecuada para hacerlo. Con una buena tabla de planchado descubrirás que tener tus prendas impecables no es tan difícil.

Planchar es una labor que requiere de cierta técnica, sobre todo si no disponemos de una superficie adecuada para hacerlo. Quienes no están acostumbrados a planchar, suelen improvisar una mesa al uso y colocar una tela que les sirva de apoyo. Sin embargo, alisar la ropa con una tabla de planchado facilita mucho las cosas y pronto comprobaremos que planchar no era tan difícil, sino que nos complicábamos nosotros mismos.

Existen multitud de tablas de planchado en el mercado, con precios muy dispares, desde las más baratas, que podemos encontrar por menos de 20 euros, hasta las más sofisticadas, reservadas a los profesionales, que pueden llegar a costar hasta 1.400 euros, y aún más si se trata de tablas industriales. Algunas incorporan incluso un centro de planchado.

Pero, ¿en qué hay que fijarse para saber si se trata de una buena tabla de planchado? Te apuntamos algunos detalles a tener en cuenta:

  • Que sea estable. Es esencial que sea firme, segura y nos permita realizar pasadas con la plancha de manera continua.
  • Que sea ajustable. Nos permitirá graduarla en altura y evitar dolores de espalda.
  • Que sea plegable. Es más fácil trasportarla y almacenarla, además de que ocupa mucho menos espacio.
  • Que se amolde a nuestro espacio (de 25 a 48 cm), para poder planchar de manera desahogada y no tener problemas de espacio en la habitación.
  • Que tenga una cubierta protectora acolchada.
  • En el caso de contar con generador de vapor, que la tabla disponga de un espacio adecuado para albergarlo de manera cómoda y firme.

Una opción más sofisticada, interesante para familias numerosas o pequeños negocios, son las llamadas tablas de planchado activas. Estas tablas eléctricas calientan, soplan (crean una cámara de aire) y aspiran (reducen la presencia de arrugas en tejidos delicados). Eso sí, no son baratas: rondan los 250 euros.

En nuestro Comparador de planchas y centros de planchado puedes encontrar información actualizada de precios y medidas de laboratorio.


Imprimir Enviar por email