Consejos

Cómo planchar según el tipo de tela

16 marzo 2018
Planchar según el tejido

16 marzo 2018

Ya has hecho la colada y te toca planchar. No es tarea fácil, pero si quieres que tu ropa quede perfecta no está de más que conozcas ciertos trucos infalibles. Desde luego lo primero es que leas las recomendaciones que aparecen en la etiqueta de la prenda y por supuesto saber cómo enfrentarse a cada tipo de tela. Aquí van nuestros mejores consejos.

Planchar no es ninguna misión sencilla. Requiere de tiempo y de ciertos conocimientos básicos. Pero si ya has estropeado alguna prenda ya te habrás dado cuenta. Para que no te vuelva a pasar te damos unos consejos que nunca deberías olvidar.

Sobre qué tela planchamos

Lo primero es no infravalorar la tarea del planchado y después mirar la etiqueta y seguir las recomendaciones que da el fabricante. Normalmente en función del tipo de tejido habrá que planchar de una manera u otra. Es decir, si es…

  • Algodón. Quizá sea el tejido más popular. Tiene gran tendencia a arrugarse, por lo que nuestra recomendación es planchar en caliente con la prenda del derecho, ligeramente húmeda, y vaporizar a máxima temperatura.
  • Vaquero. Aunque la tela vaquera, también es algodón, se trata de un tejido fuerte y resistente. Se recomienda planchar primero del revés, y terminar del derecho, con la plancha muy caliente.
  • Lana. En cuanto a este y otros tejidos similares, la plancha ha de estar caliente y las pasadas ser rápidas y continuas. Podría usarse algo de vapor. Es recomendable utilizar un paño limpio sobre la prenda, para evitar que la plancha se quede pegada a las fibras. Te avisamos que esto te puede ocurrir hasta con la plancha poco caliente.
  • Lino. Lo mejor es que la plancha esté muy caliente. También puedes utilizar vapor para humedecer la prenda y acabar rápido con las arrugas. Si se trata de una prenda de color claro, planchar la prenda ligeramente húmeda primero del revés y, a continuación, del derecho para reactivar su brillo. Si se trata de lino oscuro, planchar solo del revés.
  • Hilo. Suele ser un tejido típico de manteles y servilletas, que deben plancharse húmedas. Lo mejor es empezar por el centro e ir avanzando hacia los lados.
  • Pana. El de puro algodón deberás seguir las indicaciones para los tejidos de algodón. Si es de viscosa o mezcla de poliéster y algodón, plancha húmedo del revés para evitar que aparezcan brillos.
  • Poliéster, Nylon, Rayón. Mejor a temperatura media, procurando dar pocas pasadas. Para evitar brillo plancha la prenda del revés con la plancha fría . A más temperatura, menos pasadas a la prenda.
  • Seda. Sin duda es uno de los tejidos más delicados que podemos encontrar en nuestro armario, lo que hace que nos dé cierto reparo plancharlo, pero nada es imposible. En primer lugar, ten en cuenta que el momento ideal para planchar este tipo de tela, es nada más lavarlos, cuando aún está húmedo (suelen lavarse a mano). Recuerda plancharla siempre del revés, eligiendo el programa “Seda” de tu sistema de planchado o la temperatura recomendada por el fabricante. También es recomendable colocar sobre la prenda un paño, para asegurar su máxima protección y que no le salgan brillos. Da pasadas rápidas, aplica poca presión y poco vapor durante el planchado.
  • Terciopelo y géneros aterciopelados. Este tipo de género también es bastante delicado, por lo que se debe planchar del revés y ejerciendo la mínima presión posible. Al igual que con la seda o la lana, se recomienda colocar un paño, en este caso húmedo sobre la prenda para el planchado.
  • Polar. Este tipo de tela es extremadamente “sensible” al calor, por lo que nuestra recomendación es que no la planches. Procura colgarla para su secado, para que quede lo más estirada posible.
  • Bordados. Cuando tengas que planchar bordados, procura que estén del revés, y usa solo la punta de la plancha.

Los consejos que no fallan

Como regla general, y ante la duda, lo mejor es planchar del revés, con un paño sobre la prenda, a temperatura media, de manera que nos aseguremos de no estropear la prenda.


Imprimir Enviar por email