Noticia

Intolerable campaña de desprestigio contra OCU

OCU es transparente e independiente

En el desempeño de nuestra misión de informar y defender los derechos de los consumidores, OCU choca con los intereses de poderosas empresas de todo tipo. Una lucha de la que nos cuesta salir indemnes, pero que afrontamos con la transparencia e independencia que nos es propia.

OCU es transparente

 

El objetivo: desacreditar a OCU

Si no es posible rebatir los estudios imparciales e independientes de la Organización de Consumidores y Usuarios con datos igualmente serios y veraces...

Si los tribunales y la justicia se ponen de parte de los consumidores en vez de dar la razón a las grandes empresas, como se ha demostrado cuando representantes del sector de los lácteos o del aceite nos han llevado a juicio, o cuando las reclamaciones a grandes entidades bancarias se saldan con sentencias favorables a OCU y los consumidores...

Si la opinión pública escucha las recomendaciones de la mayor organización de consumidores de España...

Si no podemos convencer a OCU de que haga o diga lo que queremos… ¿Cómo hacer que su voz no sea escuchada? ¿Cómo acallar la amenaza que supone su información transparente o independiente? Cuestionando la esencia misma de OCU, arrojando dudas sobre su credibilidad, su independencia y su transparencia. Una estrategia rastrera contra la que OCU no tiene más armas que la verdad.

Somos transparentes: esta es nuestra verdad

  • OCU es una organización privada y sin ánimo de lucro que se dedica, tanto a nivel nacional como internacional, a la información y a la defensa de los consumidores y usuarios.
  • OCU está integrada en diferentes asociaciones y federaciones de representación de los consumidores en el ámbito internacional. Formar parte de grupos internacionales, que tengan sede en otros países, es habitual e incluso imprescindible en el mundo global y globalizado del siglo XXI. OCU es miembro de Euroconsumers, un grupo que engloba asociaciones independientes de consumidores de otros países, con una misma acción de información y defensa de los consumidores europeos y tiene sedes societarias en distintos países. Esa relación es un aval más de nuestra independencia, al permitirnos costear estudios sin recurrir a ayudas, subvenciones, etc. Las relaciones de OCU con Euroconsumers y las demás asociaciones de este grupo no son un secreto: es algo a lo que hacemos referencia continuamente en nuestros estudios y artículos.
  • OCU paga sus impuestos en España; presenta sus cuentas en España y rinde cuentas en España. Cualquier otra presunción, cualquier información destinada a arrojar dudas sobre este asunto es, simplemente, malintencionada.
  • OCU tiene las cuentas claras. En cumplimiento de la Ley General de Defensa de Conusmidores y Usuarios OCU deposita sus cuentas, debidamente auditadas, en el Registro de Asociaciones de Consumidores de la Dirección General de Consumo. Además, también se depositan las cuentas de OCU Ediciones en el Registro mercantil
  • OCU siempre ha seguido una política de transparencia sobre su actividad. Proporcionamosa los socios y a todos los consumidores información sobre nuestra actividad. En nuestra página de transparencia se detallan la naturaleza, actividades y la relación con Euroconsumers de OCU y de OCU Ediciones. Y además publicamos una memoria anual con información sobre nuestros recursos y su aplicación.
  • OCU Ediciones es la sociedad mercantil que se ocupa de llevar a cabo la edición de las publicaciones de la asociación. La Ley permite a las asociaciones de consumidores participar en sociedad mercantiles siempre que estas tengan como objeto exclusivo de su actividad actividades relacionadas con la información, formación y defensa de los consumidores. Además deben contar en su accionariado exclusivamente con asociaciones de consumidores: de ahí que Test Achats, la pionera organización belga, forme parte de los accionistas de OCU Ediciones.
  • OCU hace sus propios análisis de forma independiente, y de forma independiente decide qué productos y servicios analiza, siguiendo siempre la misma metodología para garantizar que la información que publica es veraz.
  • OCU denuncia los incumplimientos de normas, analiza y compara productos de forma objetiva, veraz e independiente, clasificándolos por calidad y dando recomendaciones de compra.
  • Las empresas que obtienen peores resultados se molestan por esos estudios: así ha sucedido con empresas de alimentación, laboratorios farmacéuticos, entidades bancarias, etc. Esas empresas nos atacan, tratando de desacreditarnos. Y en vez de presentar otros resultados que rebatan los de OCU, intentan difamar a la organización, aludiendo a nuestra estructura organizativa, compleja, pero perfectamente legal y transparente, como ya ha reconocido en ocasiones la justicia.

¿Estudio de OCU? Campaña contra OCU

Es mucha coincidencia que siempre que se prepara un estudio contundente o se hacen públicos unos resultados llamativos, algún medio comienza una campaña para desacreditar a OCU. Para defendernos no tenemos más armas que nuestra verdad, más escudo que nuestra independencia ni más coraza que la tranquilidad del trabajo bien hecho en cumplimiento de nuestro objetivo.

Intentar empañar la transparencia de OCU o la independencia de nuestros análisis es una intolerable e interesada forma de tratar de menoscabar nuestra credibilidad y de impedirnos cumplir nuestra misión de garantizar el derecho de los consumidores a tener una información veraz, independiente y objetiva sobre diferentes bienes y servicios. Ya pueden cansarse, porque vamos a seguir en la brecha.