Informe

La batalla de OCU contra las cláusulas abusivas

23 octubre 2018
clausulas

23 octubre 2018
OCU lleva más de 15 años combatiendo en tribunales las cláusulas abusivas: las sentencias de los tribunales dando la razón a los consumidores han jalonado esa batalla. Entre ellas las sentencias que, tras nuestras denuncias, declaran abusivas y nulas las cláusulas que obligan al consumidor a pagar todos los gastos de formalización de hipotecas.

En sus relaciones con las entidades bancarias o aseguradoras, el consumidor es siempre la parte más debil, y se ve obligado en muchos casos a firmar contratos injustos, con cláusulas draconianas. En OCU no estamos dispuestos a consentirlo, y llevamos años dando la batalla a esas cláusulas abusivas, en defensa de nuestros socios y de todos los consumidores y usuarios. La justicia está de nuestra parte, y los tribunales, tras largos procesos, nos han ido dado la razón, al declarar abusivas y, por tanto nulas, decenas de cláusulas en contratos

Pero no basta, hay que seguir luchando, pues surgen nuevos servicios, o se redactan ambiguamente los contratos de forma que, al final, como siempre, sea el consumidor quien pague. Además, pese a la claridad de las muchas sentencias favorables, las entidades siguen haciéndose la remolonas, y los consumidores deben seguir luchando ante la justicia para sacar adelante sus reclamaciones.

Las cláusulas abusivas en contratos de préstamo hipotecario han sido (y siguen siendo), uno de los principales caballos de batalla de OCU, desde hace más de 15 de años.

15 años de lucha contra los abusos

Ya en 2000 habíamos identificado muchas de ellas, y en 2003 empezamos a denunciarlas.

  • En enero de 2003, OCU presentó ante los Tribunales una demanda de "cesación", con el objeto de obtener una sentencia que declarara abusivas, y por tanto nulas, con alcance general, 17 cláusulas de los contratos que muchas entidades financieras aplicaban a sus clientes. Eran contratos de cuentas corrientes, tarjetas de crédito, préstamos personales y préstamos hipotecarios del BBVA, Bankinter, Caja Madrid y Santander Central Hispano. El objetivo de la demanda de OCU era que no pudieran aplicarse dichas cláusulas en los contratos ya firmados, y se prohibiera también imponerlas a sus clientes en el futuro.
  • Tras sucesivas sentencias en primera y segunda instancia, el Tribunal Supremo, en sentencia de 16/12/2009, declara abusivas (y nulas) 13 cláusulas de contratos de hipotecas y tarjetas. Con esa sentencia el Tribunal Supremo ponía fin al proceso que OCU había iniciado en enero de 2003. De las 17 cláusulas impugnadas por la OCU, se declararon entonces nulas, 13 cláusulas, lo que supuso un importante logro que beneficio a todos los consumidores.
  • En 2011 iniciamos un nuevo procedimiento: OCU denunció ante la justicia 51 nuevas claúsulas bancarias  de contratos de BBVA y Popular, que considerábamos abusivas, muchas de ellas en contratos de préstamos hipotecarios. Entre ellas, OCU lleva a los tribunales las cláusulas “suelo” de los préstamos hipotecarios y las cláusulas que imponen al usuario el pago de todos los gastos hipotecarios. Esta denuncia provocó que el Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid, en su sentencia de 8 de septiembre de 2011 anulase 22 de esas cláusulas y, posteriormente, la Audiencia Provincial de Madrid, en su sentencia de 26 de julio de 2013, consideró abusivas 10 cláusulas adicionales de esos contratos.
  • A finales de 2013 OCU puso en marcha una campaña para ayudar a los consumidores a recuperar las cantidades pagadas de más por aplicación de la cláusula suelo, que el Tribunal Supremo, en sentencia de 9 de mayo de 2013, consideró abusivas si no eran transparentes (esta sentencia tuvo su origen en una demanda presentada por Ausbanc).
  • En diciembre de 2015, el Tribunal Supremo desestima los recursos de los bancos y declara abusivas 32 cláusulas de BBVA y Popular, entre ellas, la que obliga al usuario a pagar todos los gastos de formalización de hipotecas. Esta sentencia es firme: esas cláusulas contrarias a los intereses del consumidor son abusivas y por tanto, nulas.
  • En 2016, OCU inicia su campaña para conseguir la devolución de los gastos hipotecarios indebidamente cobrados ya que la cláusula abusiva que obliga a los consumidores a pagar todos los gastos de formalización es algo generalizado en contratos de hipotecas. Para OCU estas cláusulas abusivas que imponen al consumidor todos los gastos de formalización están presentes en la práctica totalidad de hipotecas.
  • Desde 2016 se suceden sentencias favorables a OCU y los consumidores, porque lamentablemente los bancos se niegan a devolver de oficio las cantidades cobradas de más y obligan a los consumidores a acudir a juicio para recuperar su dinero. 
  • En febrero de 2018, el Tribunal Supremo da un varapalo a las pretensiones de los consumidores, al sentenciar que sí les corresponde el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que es el gasto de mayor cuantía. En OCU discrepamos de esta interpretación, y no somos los únicos: la Sala Tercera del mismo Supremo, al dictar sentencia tras una denuncia, se ha pronunciado en sentido contrario en octubre de 2018, diciendo que son los bancos quienes deben pagar ese Impuesto, pues es a ellos a quien beneficia. Ante la controversia, el Tribunal ha anunciado una reunión del Pleno para resolver esta cuestión contradictoria.

Lo que está claro es que las cláusulas que obligan al consumidor a pagar todos los gastos hipotecarios son abusivas y como tal nulas. Tienes derecho a reclamar tu dinero y en OCU podemos ayudarte a hacerlo.

Reclama con OCU tus gastos hipotecarios


Imprimir Enviar por email