Noticia

Google no protege la privacidad de los usuarios

23 enero 2019
gdpr

23 enero 2019
Tras la sanción impuesta en Francia a Google por no respetar el Reglamento General de Protección de Datos, OCU exige al gigante digital que adopte las medidas necesarias para asegurar que se respetan los derechos y la privacidad de los usuarios, algo que ahora no está sucediendo.

La Comisión Nacional de la Informática y Libertades de Francia (CNIL) ha impuesto a Google una multa de 50 millones de euros. El motivo de esta elevada sanción es que la autoridad francesa ha constatado por parte de Google un reiterado incumplimiento de la normativa europea de protección de datos (GDPR), por la falta de transparencia, información insatisfactoria y ausencia de consentimiento válido de los usuarios en la actividad de la personalización de la publicidad.

Entre otras irregularidades e incumplimientos del Reglamento General de Protección de Datos se comprueba que:

  • La información proporcionada por Google no es fácilmente accesible para los usuarios (para conocer lol fines de procesamiento, los períodos de almacenamiento de datos o las categorías de datos personales utilizados para la personalización de los anuncios, por ejemplo), el usuario tiene que pasar por una sucesión de documentos y enlaces, que implican a veces hasta 5 o 6 acciones, según informa CNIL).
  • Además, esa información no siempre es clara ni completa, con lo que el usuario no comprende el alcance de las operaciones de procesamiento. O bien es demasiado genérica e imprecisa
  • Por otro lado, CNIL considera que el consentimiento no se obtiene de manera válida, pues no está suficientemente informado.

Los consumidores ya habíamos alertado

OCU y las demás organizaciones de consumidores del grupo Euroconsumers (Test-Achats, en Bélgica, Altroconsumo en Italia y DECO ProTeste en Portugal), ya habían advertido a Google en reiteradas ocasiones de que sus actividades no respetaban el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (RGPD).

La sanción impuesta en Francia por CNIL confirma los temores de los consumidores, al haberse comprobado que Google no está manejando de manera adecuada la privacidad de los usuarios.

Hay que respetar los datos de los usuarios

El caso de Google viene a sumarse a muchos otros, como el escándalo de las filtraciones de Facebook. Esta sanción a Google pone de manifiesto algo que desde OCU consideramos prioritario: las grandes compañías digitales deben adaptar sus políticas y actividades para asegurar que se respetan los derechos y la privacidad de los usuarios. No se puede comerciar impunemente con una mercancía tan valiosa como la información de los usuarios, que solo les pertenece a ellos. Garantizar su seguridad y privacidad es el primer paso para un Internet limpio y seguro.

Para OCU, respetar las normas de privacidad no solo beneficia a los consumidores, sino también a los ciudadanos, a las empresas y la sociedad en general, y por eso insta a Google a actuar y revisar sus normas en beneficio de los usuarios.