Informe

Consumo colaborativo: creatividad contra crisis

22 enero 2015

22 enero 2015

La creatividad es una buena herramienta contra la crisis, pues propicia iniciativas colaborativas de consumo enfocadas a conseguir productos y servicios a mejores ventajas. Lo conocemos como consumo colaborativo y abarca la mayoría de sectores.

Prosumidores, no consumidores

Las pautas de consumo cambian, y la crisis es un factor determinante para que esto ocurra. La falta de recursos fomenta la creatividad y propicia que haya nuevas iniciativas de consumo donde la colaboración entre unos y otros revierte en lograr productos y servicios a mejores precios. Es lo que se ha venido en llamar consumo colaborativo.

En este ámbito los consumidores pasan a ser prosumidores, o lo que viene a ser lo mismo: productores y consumidores a un tiempo. Existen redes de trueque, ventas de segunda mano entre particulares, plataformas de alquiler temporal de viviendas, de vehículos, de herramientas… Las posibilidades son ilimitadas y muchas están aún por descubrirse.

Hemos seleccionado algunas de ellas en diferentes ámbitos, porque en OCU nos parece primordial fomentar la actividad económica particular. Aunque se deben definir bien las reglas y obligaciones de cada parte y regular adecuadamente estas actividades.

Los usuarios colaborativos no son empresarios. La carga burocrática de quien realiza una actividad ocasional y complementa con ello sus ingresos, no debe ser la misma que la de un profesional que vive de ello.


Imprimir Enviar por email