Consejos

50 consejos para ahorrar con OCU

50 ahorros

Ahorrar es posible. Sí, también para ti: pasa revista a tu vida, a tus costumbres cotidianas y verás que ajustando algunos hábitos, haciendo las buenas elecciones, al cabo del año tu bolsillo lo notará. OCU te ayuda a ahorrar dinero sin grandes esfuerzos: 50 consejos para ahorrar al cabo de año 2.500 o 3.000 euros (o incluso más).

Cómo ahorrar en tus facturas de teléfono e Internet

El móvil, el fijo, la conexión a Internet, en ocasiones con paquetes que incluyen televisión... todos los meses pagamos una factura en telecomunicaciones que puede llegar a ser bastante elevada: recórtala poniendo en práctica algunos consejos de OCU.

contraseña

Contrata lo que realmente necesitas
Las compañías ofrecen paquetes con megas, con tarifas planas ilimitadas, con programas que no vas ver, con una tecnología puntera para la que tu instalación quizá no esté preparada... no contrates la última oferta, ni firmes con la compañía más insistente: valora lo que necesitas, lo que de verdad vas a utilizar, y no contrates menos... pero tampoco más. 
Busca la mejor oferta

Solo con llamadas, también con datos, fijo, móvil, con tarifas planas, prescindiendo del teléfono fijo... Piensa en tus hábitos de consumo de telecomunicaciones y contrata la oferta que más te convenga, Puedes elegir: tienes todas en el 

Comparador de tarifas

El ahorro depende de cada caso, pero puede superar los 15 o 20 euros mensuales ¿a qué esperas para comprobarlo?
Ten cuidado con los servicios de valor añadido

Una de las utilidades del teléfono es que puede utilizarse para pagar mediante la llamada o los mensajes que se realizan un servicio de valor añadido.

Estos servicios suelen ser los responsables de que se disparen nuestras facturas: teléfonos de información, de juegos, la suscripción a servicios mediante el envío de SMS... estáte atento si no quieres que se desequilibre tu presupuesto en telefonía.

Los teléfonos que empiezan por 800 y 900 son gratuitos, pero no sucede igual con los que empiezan por 803, 806, 807 y 905, que tienen un precio muy elevado.

Cuidado también con los números que empiezan por 901, 902 y con los teléfonos de información 118...: una llamada a uno de estos teléfonos puede superar los 4 euros por minuto.

Nuestro consejo es que contactes con tu compañía y desactives todos los servicios de tarificación adicional. Si algún día los necesitas puedes volver a activarlos en cualquier momento... y hasta entonces evitarás un buen susto. 

Usa amplificadores de wifi

Si tienes frecuentes cortes en la conexión, poca cobertura o una escasa velocidad de descarga son señales claras de que el Internet de tu casa no va tan bien o tan rápido como debería. Las causas del problema son variadas (mala señal, robo del wifi, tipo de router incorrecto…)

Para mejorar la señal, la solución más simple y económica es instalar un amplificador/repetidor, un dispositivo que se enchufa a la corriente eléctrica y recibe la señal wifi de tu router y luego la amplifica. En el lugar en donde vayas a colocarlo debe haber una conexión decente: comprueba que allí tu móvil tiene una cobertura wifi de al menos dos rayas (de las cuatro que puede tener). Un amplificador wifi cuesta unos 30 euros.

Si esa solución no funciona, hay otra posibilidades más complejas y caras, desde un adaptador PLC, a un segundo router.

Ahorra tus datos

Por defecto, la mayor parte de las tarifas de móvil, una vez agotado el bono de datos, cobran por el consumo adicional de internet. Atento pues: si no tienes datos, olvídate de las últimas apps y de navegar de manera ilimitada.

Para no pagar de más, las principales compañías permten activar la opción de reducir la velocidad una vez agotado el bono, sin coste adicional. No podrás navegar bien, pero sí bastará por ejemplo, para los servicios de mensajería y correo.

Si un mes te quedan pocos datos (y no tienes acceso a un wifi) evita usar las aplicaciones más "glotonas" a no ser que sea estrictamente indispensable: compartir videos e imágenes es de las actividades que más Internet gastan.