Consejos

50 consejos para ahorrar con OCU

50 ahorros

Ahorrar es posible. Sí, también para ti: pasa revista a tu vida, a tus costumbres cotidianas y verás que ajustando algunos hábitos, haciendo las buenas elecciones, al cabo del año tu bolsillo lo notará. OCU te ayuda a ahorrar dinero sin grandes esfuerzos: 50 consejos para ahorrar al cabo de año 2.500 o 3.000 euros (o incluso más).

En tus facturas de suministros

Las continuas subidas eléctricas, la confusión del mercado, tarifas poco adecuadas a nuestro perfil de consumo... las facturas de suministros, sobre todo las de gas y electricidad suponen un gasto insoslayable ¿podemos recortarlo? Sí. Aquí van algunos trucos.

Revisa la potencia que tienes contratada

Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada: cada 1,15 kW de potencia suponen casi 60 euros al año. Si quieres recortar la factura de la luz, el primer paso es revisar qué potencia tienes contratada y ver si es de verdad la que necesitas.

¿Cómo puede saber sin pagas más potencia de la que necesitas según tu consumo? El truco casero es valorar si no salta nunca el ICP (interruptor de control de potencia), un dispositivo que controla la potencia, ahora integrado ya en los nuevos contadores: si el tuyo no salta es probable que puedas contratar algo menos de potencia ... y arañar unos euros a tu factura.

 Si ya tienes instalado el nuevo contador con telegestión puedes obtener una información más precisa sobre la potencia que te hace falta. 

Plantéate la tarifa de discriminación horaria

Optar por la tarifa de discriminación horaria es una de las mejores maneras de ahorrar electricidad. Se basa en la existencia de "horas valle" (desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano), en que la electricidad es más económica, y unas "horas punta", con la electricidad solo un poco más cara.

Cambiarse de tarifa a la tarifa con discriminación horaria (DH) es sencillo y bastante económico (solo 11 euros). Los hogares que no tienen esa tarifa suelen hacer, de media, u 50% de su consumo en horario valle: para empezar a ahorrar solo necesitas un 30%. ¿Necesitas más argumentos para apuntarte al ahorro? Estas 10 razones te van a convencer.

Veras que, sin grandes esfuerzos, puedes ahorrar unos 80 euros anuales en tu factura de la luz.

Usa los electrodomésticos de manera eficiente

Usar bien los electrodomésticos no solo alarga su vida, con el consiguiente ahorro, sino que además permite reducir el consumo de energía.

  • Elige los programas que funcionan a temperaturas bajas (al calentar el agua es cuando más consumen): los programas ECO del lavavajillas, o lavar a 40º C la ropa se traduce en un ahorro del 40% en luz.
  • Vigila donde instalas frigorífico y congelador: cuida bien dónde está colocado (alejado de las fuentes de calor, con bastante espacio alrededor), no pongas el termostato a tope, aumenta su eficiencia evitando introducir alimentos calientes que suben la temperatura del interior.
  • Puedes apagar placas eléctricas o el horno un poco antes de que acabe el tiempo de cocción y aprovechar el calor residual.
  • Mantén bien limpios tus electrodomésticos: es clave para aumentar su eficiencia, y eso se traduce en euros.
Evita el stand by

Cuando dejes de usar un aparato, apágalo del todo, no lo dejes en modo stand by, porque, aunque mucho menos, sigue consumiendo. Si apagas del todo la tele, el ordenador, el cargador o el equipo de música cuando no los estés utilizando, recortarás en un 10% tu consumo energético, que para un consumo medio (de 3.500 kWh/año) supone más de 50 euros anuales.

Calcula lo que ahorrarías en tu caso concreto con nuestra 

Calculadora de consumo en stand by

Busca la tarifa que te conviene

Si hacemos caso a la publicidad, cada tarifa es mejor que la anterior. Pero, ¿qué es lo mejor para ti?, ¿PVPC o mercado libre?, ¿una tarifa fija o una tarifa indexada cuyo precio cambia día a día?, ¿gas y luz en la misma tarifa o por separado? Pues depende de muchos factores.

Hacer una buena elección supone un ahorro determinante pero la confusión del mercado, la falta de transparencia, la información confusa que reciben los consumidores hace que en realidad muchos de nosotros no tengamos claro ni cuánto pagamos, ni a quién, ni por qué conceptos. La recomendación de OCU es que consultes el

Comparador de tarifas de gas y luz

y elijas la opción que más se ajuste a tu perfil de consumo. Elegir bien tu compañía y tu tarifa puede suponer al cabo del año un ahorro de unos 75 euros... que puede ser mucho mayor si, como le ocurre a muchos consumidores, tienes una mala tarifa.

Revisa si puedes acogerte al bono social

Si puedes acceder al bono social, no lo dudes. Esta opción puede ahorrarte unos 180 euros al cabo del año. Sin embargo, muchas de las personas que podrían beneficiarse de esta ayuda no lo hacen, básicamente por desconocimiento.

¿Qué hace falta para pedir el bono social?

El bono social solo se aplica en la vivienda habitual, y solo es para clientes que tengan contratada la tarifa regulada PVPC. Pero los requisitos están a punto de revisarse, y se incluirá la renta como criterio.

Hasta que llegue el momento el Bono Social exige cumplir uno de estos requisitos: tener contratados menos de 3 kWh, ser familia numerosa, ser pensionista con una pensión mínima de jubilación, incapacidad o viudedad o que todos los miembros de la unidad familiar estén en paro.

No caigas en engaños
Te cambian de tarifa, o incluso de compañía, sin que te des cuenta... y normalmente no es para mejor. Desconfía de quienes se presentan en tu casa para revisar tu factura y proponerte un ahorro seguro con otras opciones. A la larga puedes pagar bastante más: ahorrarás dinero si no haces caso a las mentiras de los comerciales de gas y luz.
Ajusta termostatos

Estar en pleno invierno en camiseta te sale tan caro como ponerte jersey en casa en julio. Estás tirando el dinero, además de que tu confort y tu salud pueden resentirse. La clave está en ajustar los termostatos de calefacción y aire acondicionado.

  • tener la casa a 21 ºC en vez de a 24 recorta en un 20% el consumo energético,
  • también ahorras no bajando el aire acondicionado por debajo de 23 o 24 ºC en verano.

Y lo que ahorres, plantéate invertirlo en aislamiento: pronto amortizarás el desembolso. 

 

Apuesta por las renovables ahorrando

Si lo tuyo son las energías renovables pero te echa para atrás su elevado precio, destierra esa idea: si nos unimos, podemos buscar alternativas energéticas a precios muy competitivos. Eso es lo que demuestran OCU y Renovamos:

  • Un 25% de ahorro en kits fotovoltaicos
  • Un 23% de ahorro en estufas de pellets
  • 200 euros de ahorro en la compra de pellets
  • 400 euros de ahorro en un aparato efciiente de aire acondicionado con bomba de calor...

Estate atento a las ofertas de 

Renovamos

Instala reguladores de caudal

La factura del agua no es tan elevada como la de otros suministros, pero el agua es un bien preciado y escaso, y reducir su consumo no solo es satisfactorio para nuestro bolsillo, sino para todo el medio ambiente.

Hay distintas opciones para asegurarse de no despilfarrar agua en nuestra vida cotidiana: cerrar el grifo mientras nos enjabonamos, mientras nos lavamos los dientes, o fregamos los platos, sustituir el baño por la ducha, no enjuagar los platos antes de meterlos en el lavavajillas, esperar a cargar la lavadora o lavavajillas antes de ponerlos... todo eso está muy bien. Pero además, recortarás el consumo de agua con grifos con limitadores de caudal o cisternas con doble descarga.

Mira las opciones para 

Ahorrar agua

Y plantéate la posibilidad del bono social de agua, si tu municipio es de los que tienen esta opción.

Imprimir Enviar por email