Consejos

Cómo y dónde reciclar: cada residuo a su contenedor

07 enero 2019
Reciclar restos, plásticos, papel y vidrio

07 enero 2019

¿Reciclas? Posiblemente tu intención es hacerlo correctamente, pero a veces dudas. Lo ideal es que todos reciclemos y lo hagamos bien porque cuando tiramos un desecho al contenedor correcto, le damos la posibilidad de volver a la vida. De este modo aprovecharemos al máximo los recursos naturales y el sistema será sostenible. ¿Pero sabes qué contenedor debes usar en cada caso?

Reciclar es importante, pero hacerlo bien es casi más. La eficiencia del reciclaje es vital ya que cuanto mejor lo hagamos, más valor daremos al residuo, es decir estaremos aprovechando el recurso natural sin necesidad de destruir de más, ni gastar en exceso.

El ciudadano es una pieza clave del proceso del reciclado porque somos el primer eslabón de la cadena y, por lo tanto, indispensables para que el sistema de gestión de residuos funcione correctamente. Sin nuestra colaboración no hay economía circular. Por eso si todos contribuimos, la calidad de los materiales recuperados y la eficiencia del sistema se disparará y ganaremos todos: está en juego el medio ambiente. No olvides que los recursos naturales no son infinitos.

¿Dónde tirarías…?

¿Dónde tirarías una botella de vino? La respuesta parece fácil. Al contenedor de vidrio, pero ¿y su tapón de corcho? Sabemos que a veces no es sencillo reciclar correctamente, por eso queremos darte unos consejos para que tires tu basura con la convicción de haberlo hecho bien.

  • Vajilla plástico desechable, vasos y platos. Los platos y vasos de plástico desechables son envases y deben ir al contenedor de envases. Las pajitas por el contrario deben ir al contenedor de restos no reciclables (tapa naranja) igual que la cubertería.
  • Juguetes y cepillos dientes. Aunque sean de plástico no son envases y debes tirarlos al contenedor de restos. En el caso de que tuvieran mecanismos electrónicos, mejor llévalos al punto limpio. Y si aún funcionan, también puedes donarlos o llevarlos a un centro donde los preparen para la reutilización.
  • Corchos y tapones de botellas vidrio. Separa los tapones de la botella. La botella tírala al contenedor de vidrio y el corcho al contenedor  de basura orgánica de tapa marrón.
  • Envases de papel de comida preparada. Estos envases deberían ir al contenedor de cartón, pero si tienen muchos restos de comida y están muy manchados deben acabar en el contenedor de basura orgánica (contenedor de tapa marrón).
  • Frascos de perfume y cosmética de vidrio. Asegúrate del material de los botes de cosmética. Si son de vidrio deben ir en el contenedor verde. Si son de plástico al amarillo de envases.

¿Qué va al contenedor marrón y qué va al naranja?

El nuevo contenedor de basura orgánica es aquel con la tapa marrón. No debes confundirla con la de restos no reciclables que tiene la tapa naranja.

  • Contenedor marrón. Todos los restos de comida preparada ya sean de carne, pescado, frutas o verduras, al igual que otro tipo de restos como las cáscaras de huevo o marisco, pieles de frutas o verduras, espinas de pescado, posos de café o restos de infusiones.  También tira aquí, los papeles de cocina o servilletas sucias, tapones de corcho, cerillas y pequeños restos de jardinería como flores, o plantas.
  • Contenedor naranja. Aquí van los restos no reciclables, es decir chicles, pañales, toallitas húmedas, excrementos de animales, pelo y polvo recogido del aspirador o al barrer.