Consejos

Contra las basuras marinas, ¿qué puedes hacer?

07 junio 2017
Basuras marinas

07 junio 2017
Las basuras marinas no son solo un problema estético. Son una amenaza global para los hábitats marinos, salud humana y para la seguridad. La solución principal reside en prevenir que ocurra y no solo en limpiar, por lo que nuestro comportamiento es clave. Te ofrecemos un decálogo de cosas que puedes hacer.

Las basuras marinas son residuos sólidos generados por el hombre que, por diferentes causas, acaban abandonados en ambientes marinos o costeros. El 80% de las basuras marinas tienen su origen en tierra y el 20% es resultado de actividades en el mar, tales como pesca y transporte marítimo. Esto es debido a que los residuos abandonados son arrastrados hasta allí por el viento y el agua aunque vivas a muchos kilómetros tierra adentro. De la misma manera lo que arrojamos por el WC puede acabar en el mar formando parte de las basuras marinas.

¿Sabías que más de 1 millón de aves marinas y 100.000 mamíferos marinos y tortugas mueren cada año por enredo o ingestión de basuras marinas? De los 10 millones de toneladas de basuras que llegan anualmente a mares y océanos predominan los residuos de plástico.  La solución principal reside en prevenir que ocurra y no solo en limpiar. Además, los costes de limpiar las playas y océanos los asumimos todos y no se podrán dedicar a otras necesidades.

Decálogo Ciudadano contra las Basuras Marinas

Con el objetivo de evitar este problema global y concienciar a la ciudadanía, en el último Congreso Nacional de Medio Ambiente (Conama) en el que OCU participó se presentaron una serie de recomendaciones en forma de Decálogo Ciudadano Contra las Basuras Marinas que te invitamos a seguir:

  1. Piensa globalmente, actúa localmente y asume tu responsabilidad. Nuestro comportamiento es fundamental para prevenir el problema de las basuras marinas.
  2. Deposita los productos higiénicos en la papelera, nunca en el WC. Los bastoncillos, toallitas, compresas y similares causan daños y averías en la red de saneamiento y pueden acabar en el mar, causando graves problemas ambientales y colmatando las redes de los pescadores.
  3. Si te gusta pescar, sé cuidadoso con tus aparejos. Si caen al mar, los animales marinos pueden quedar atrapados entre cabos y sedales o ingerir los anzuelos.
  4. Consume de manera responsable: infórmate y decide.
  5. Aplica en tus hábitos de consumo la regla de las 3R -reduce, reutiliza y recicla- y estarás contribuyendo a minimizar las basuras marinas, que en muchas ocasiones tienen su origen en tu domicilio.
  6. Disfruta de la naturaleza con responsabilidad. No abandones tus colillas, envoltorios, o cualquier otro residuo en la playa, los ríos o en el mar. Ten siempre previsto el lugar donde vas a depositarlos.
  7. Únete a la ciencia ciudadana. Para prevenir es necesario conocer y todos podemos contribuir a saber más sobre las basuras marinas de forma sencilla. Ser un ciudadano científico es ayudar a conocer mejor la cantidad, tipos y zonas de acumulación de las basuras marinas. Infórmate a través de la Asociación Española de Basuras Marinas (AEBAM).
  8. Puedes recoger algún residuo que encuentres en tus paseos por la costa o unirte a las campañas locales de limpieza.
  9. Educa a los niños y jóvenes en el respeto a la naturaleza y, con tu ejemplo, influye en tus amigos y compañeros para evitar el abandono de residuos.
  10. Cuando navegues, no tires tus residuos al agua. Recógelos y al regresar a puerto deposítalos donde corresponda.

Únete al Decálogo Ciudadano contra las Basuras Marinas


Imprimir Enviar por email