Informe

Shein, la moda ultrarrápida

Un paso más allá de la "fast fashion"

¿Conoces Shein? Esta exitosa cadena china de moda online va más allá de la fast fashion y tiene el dudoso honor de haber inventado la "moda ultrarrápida", que va un paso más allá de la moda de usar y tirar. Te lo contamos todo sobre la tienda china "de moda".

11 enero 2023
Shein. Moda ultrarrápida. Foto de entrada

Muchas prendas, bajos precios y variedad de tallas

Shein es la cadena de moda qué más rápidamente ha crecido en el mundo. Las razones de su éxito son precios bajos, una amplia variedad de modelos y tallas, y una arquitectura digital que favorece las compras impulsivas.

Su rápida y abrumadora popularidad, especialmente entre los más jóvenes, se debe en gran medida al uso de influencers en redes sociales como Tik Tok, donde triunfan sus videos “Shein Haul” en los que los influencers abren paquetes de Shein y se prueban su ropa ante la cámara.

Si tuviéramos que destacar un punto positivo de esta marca sería la variedad de tallas, incluidas tallas grandes, que permite a muchas personas vestirse a precios asequibles, una diversidad que nos gustaría encontrar en todas las marcas. Sin embargo, también tiene muchos impactos negativos.

Shein, "el Tik Tok de la moda"

Al igual que la red social china "Tik Tok", la tienda online de Shein está diseñada para crear adicción a través de su algoritmo, reseñas incentivadas (puntos canjeables para nuevas compras a cambio de publicar comentarios), videos de los usuarios y trucos para aumentar la frecuencia de uso...  es difícil resistirse a la tentación.

Su éxito económico se apoya en las fortalezas competitivas del modelo chino: bajos costes laborales, bajos costes de la energía y escasos requisitos medioambientales. Un modelo del que también se han beneficiado la mayoría de grandes marcas de la moda globales, como Zara, Primark o H&M, pero que Shein ha sabido forzar como nadie gracias a un uso innovador de las nuevas tecnologías, los algoritmos y la inteligencia artificial que le han permitido convertir la “moda rápida” en moda “ultrarrápida” identificando tendencias en “tiempo real” y diseñando más de 5.000 nuevas referencias al día.

Esta marca no tiene tiendas físicas (más allá de alguna pop up store temporal), sino que es nativa online y además diseñada específicamente para aplicaciones móviles, que son las que mayoritariamente usan los jóvenes. 

El lado oscuro de la moda ultrarrápida

¿Qué tiene Shein para que las ONG estén alarmadas? Detrás de todo ese éxito, incluso entre preadolescentes, de las prendas bonitas, modernas y baratas, hay un lado oscuro del que conviene ser conscientes y que ya han puesto de manifiesto distintos informes de ONG e investigaciones periodísticas:

Condiciones nefastas para los trabajadores

  • Para producir tan rápido y tan barato, Shein tiene una red de proveedores que se nutre de subcontratistas en talleres locales, pequeños e informales, a menudo con deficientes condiciones de seguridad (sin salidas de emergencia, con rejas en las ventanas, pasillos llenos de mercancía…).
  • Trabajo “a destajo”: muchos talleres pagan por prenda fabricada, sin contratos ni pago de prestaciones a la seguridad social, lo que deja a los trabajadores sin derechos ni garantías.
  • Jornadas “dobles” sistemáticas de más de 75 horas a la semana, con una media de 11,5 horas al día y solo un día de descanso al mes, todo ello prohibido incluso en China.

Riesgos para la salud y el medioambiente

  • Varias investigaciones, entre ellas una de Greenpeace muy reciente, han encontrado químicos tóxicos y peligrosos en prendas de Shein como ftalatos (que son disruptores endocrinos), formaldehido y metales pesados que superaban los límites permitidos en la Unión Europea.
  • Esta moda de “usar y tirar” se convierte rápidamente en residuos, algo muy perjudicial para el entorno
  • Los consumidores que no están satisfechos por la calidad, no suelen devolver las prendas, porque “total, eran tan baratas”… Y en las devoluciones no está claro si las prendas se vuelven a poner a la venta o simplemente se destruyen, algo que recientemente se ha prohibido en España, pero no en países como China.

Fomento de un consumo insostenible

Shein apela directamente a las compras compulsivas y emocionales, en vez de a un modelo de consumo consciente y racional. Además, entre los más jóvenes se está extendiendo un nuevo "ocio" basado en esta compra online de ropa ultrarrápida, sin pensar que esas prendas tan baratas tienen un coste social o ambiental muy elevado.

No a la moda rápida y de dudosa calidad

Estamos en un momento de cambio hacia una moda más sostenible: tanto los consumidores comprometidos como las empresas responsables de moda están apostando por una moda más lenta y consciente.

El problema no es solo de Shein, pero mientras las grandes cadenas europeas de moda rápida están dando paulatinamente un giro hacia una mayor sostenibilidad, Shein está dando pasos de gigante en la dirección equivocada animando a comprar mucha cantidad de ropa de poca calidad que pronto acabará en la basura.

Desde OCU apostamos por una regulación que contribuya a que las marcas más éticas y sostenibles sean más accesibles, penalizando a las que más contaminan y no asumen sus responsabilidades con los trabajadores. Y, por supuesto, pedimos que se fomente una educación en sostenibilidad entre los consumidores, para que se valore el impacto de nuestras compras: el que algo sea barato no significa que no tenga un coste, un coste que, a la larga, acabamos pagando todos. 

Anímate a apostar por la sostenibilidad

Tú tienes el poder de cambiar las cosas. Si quieres estar bien informado antes de tomar decisiones de consumo, da un paso adelante y únete a nuestra comunidad de consumidores más comprometidos

Únete y cámbiate al verde

En OCU trabajamos desde hace más de 45 años por una sociedad de consumo más justa, sostenible y segura para todos, con la independencia y transparencia como bandera.

¿Eres socio de OCU? Identifícate para acceder a todos los contenidos y ventajas que tenemos reservadas para ti.

Únete a OCU