Noticia

El Dieselgate sale caro a los afectados

19 enero 2018
arreglos

19 enero 2018
Hemos realizado una encuesta entre afectados por el escándalo de los motores trucados. La mitad de los que, haciendo caso a Volskwagen, actualizaron el software para acabar con el fallo notaron cambios a peor en su coche... y muchos tuvieron que pagar las reparaciones a las que les obligó esa intervención: 1.160 € es lo que gastaron de media.

El escándalo de los motores trucados de Volkswagen sigue coleando. Los consumidores europeos se han movilizado contra el abuso de esta compañía y contra el agravio comparativo que supone que sí se haya indemnizado a los usuarios afectados en EEUU.

La propuesta de VW para resolver el problema de las emisiones (y de paso zanjar el tema) era revisar los vehículos y hacer una reparación destinada a eliminar el software trucado. Desde OCU animamos a los usuarios afectados a ignorar el llamamiento del fabricante: los estudios demostraban que la intervención propuesta por el grupo VW, lejos de atajar el problema, aumentaba las emisiones. A nuestro juicio, la única solución pasa porque la compañía asuma su responsabilidad para con todos, e indemnice a los usuarios dueños de los coches trucados con la compensación que merecen, que puedes cifrarse en unos 3.000 euros.

LA PALABRA A LOS AFECTADOS

Deseábamos conocer la experiencia de los afectados por el escándalo de las emisiones, y por ello realizamos un cuestionario entre afectados de Bélgica, España, Italia y Portugal, que se habían sumando a las acciones que las organizaciones de consumidores habían emprendido contra el Dielselgate. Más de 10.500 usuarios (casi 2.000 en España) nos han contado su caso.

Retrato del coche trucado

A partir de las respuestas de los afectados sabemos que:

  • El 55% (49% en España) de los vehículos del grupo VW eran de la marca Volkswagen. En España hubo también un 27% de vehículos Seat y 19% de Audi.
  • Por modelo, el VW Golf es el que más afectados tienen, seguido de Tiguan, Polo, Passat, Audi A4 y Seat Ibiza.
  • Tres cuartas partes de los vehículos habían sido matriculados entre 2010 y 2013.
LA PROPUESTA ENVENENADA DE VOLKSWAGEN

Revisión del software: mejor no 

La solución propuesta por el grupo Volkswagen, meses después de saltar el escándalo, era que los vehículos se sometieran a una intervención para arreglar la “incidencia detectada”. En OCU desaconsejamos esa revisión (al contrario de lo que se hizo desde organismos como la DGT). Y en España fueron mayoría los usuarios que nos hicieron caso, pues solo el 19% pasó por el taller para esa revisión, una cifra mucho menor que las de los demás países, donde los porcentajes de los que acudieron a la llamada de VW ronda el 70%.

¿Has revisado el software?

revisionb

Preguntados los que no lo habían hecho acerca del motivo por el que no habían acudido a la revisión, indicaron que porque les habían advertido de ello (es el caso del 53% de los usuarios españoles), o porque desconfiaban del resultado de la intervención, temiendo que pudiera afectar al coche.

Desde OCU recomendamos no someterse a la revisión porque por una parte, sospechábamos que ese arreglo serviría a VW como excusa para eludir su responsabilidad, y por otra, porque desconfiamos de que cualquier intervención “rápida” pueda arreglar el problema de las emisiones sin afectar al rendimiento u otros aspectos del vehículo.

Los cambios… a peor

Nuestras sospechas, y los temores de la mitad de los consumidores que decidieron hacer oídos sordos a las llamadas a revisión parecen estar más que justificados.

Preguntamos a quienes sí se sometieron a la revisión por su experiencia con el cambio en el software, y el 45% de ellos notaron cambios en sus coches después de la famosa “intervención” (y los que más se resintieron fueron los usuarios de Seat y Skoda). Teniendo en cuenta las respuestas de los usuarios de todos los países, vemos que un incremento en el consumo y la pérdida de potencia en el motor fueron los principales problemas detectados, pero no los únicos.

¿Notaste cambios en el coche tras el arreglo?

cambios

Además, esos cambios (en especial los relacionados con el motor y el consumo de combustible) se dejaron sentir mayoritariamente muy pronto, en el mes siguiente a la actualización del software.

¿Reparaciones tras el cambio?

Seguimos preguntando a los usuarios que habían tenido problemas si se vieron obligados a reparar su coche tras la actualización realizada por VW. Para la mayoría no hizo falta, pero un 13% dijo que sí, y un 10% más, que debería hacerlo porque hay fallos.

Los usuarios que tienen un VW Jetta, un Seat Ibiza, VW CC y Scirocco han sido los que más han debido realizar reparaciones adicionales. La válvula EGR y los inyectores de combusitible y los filtros diésel han sido los elementos que han debido reparar.

reparaciones2 

Poco más de un tercio de los que se han visto o se ven obligados a tener que reparar el vehículo tras la intervención, se han puesto en contacto con el fabricante (en Portugal el porcentaje se duplica).

Las marcas han reaccionado de manera diferente. En general, en un 30% de los casos asumieron que los problemas de los coches estaban relacionados con la actualización del software que se había realizado. En un 41% negaban cualquier vinculación... pero aun así algunos se mostraron dispuestos a costear totalmente o en parte su importe (¿por qué, si según ellos no tienen nada que ver?). Peor aún son los que, reconociendo la relación causa/efecto  entre la intervención y las posteriores averías del coche, se niegan a costearlo (un 4%).

Lo que está claro es que la solución de Volkswagen ha costado molestias y dinero a los usuarios: a los españoles que se vieron obligados a hacerlos, estos arreglos les han costado 1.160 euros.

VW NO RESPETA A LOS USUARIOS EUROPEOS

El hecho cierto es que el escándalo Volkswagen está lejos de disiparse. Las acciones judiciales emprendidas por OCU y otras organizaciones de consumidores europeas siguen su curso (en Bélgica ya ha sido admitida a trámite) y esperamos que pronto empiecen a dar sus frutos.

Para OCU, como para todas las asociaciones del grupo Euroconsumers, la única solución al Dieselgate pasa porque el grupo Volkswagen asuma sus responsabilidades y pague por los perjuicios causados a sus clientes, usuarios de los vehículos afectados ... y a todos los consumidores. Seguimos trabajando para que sea así, y movilizando a los consumidores europeos para que no vuelvan a producirse hechos como este.


Imprimir Enviar por email