Noticia

Dos años del "Dieselgate"

12 septiembre 2017
vw

12 septiembre 2017
Cuando se cumplen dos años del escándalo de los motores trucados de Volkswagen, los consumidores europeos siguen esperando la compensación a la que tienen derecho. La acción judicial iniciada por OCU sigue su curso, y en paralelo, las organizaciones europeas de consumidores, con BEUC a la cabeza, reclaman justicia y garantías de que no vuelva a suceder algo así.

Hace 2 años Volkswagen admitió que había engañado a los consumidores  europeos, equipando más de 8 millones de vehículos con motor diésel con sistemas ilegales de control de emisiones.

A diferencia de lo que ha ocurrido en Estados Unidos, donde Volkswagen llegó a un acuerdo rápidamente con las autoridades y los propietarios de vehículos,  el grupo VW sigue negándose a compensar a los consumidores europeos con lo que  de justicia les corresponde, proponiendo alternativas que no solo no solucionan el problema, sino que no tienen en cuenta los derechos de los usuarios.

Los consumidores deben ser compensados

Ante el escándalo y la negativa de Volkswagen de compensar a los usuarios afectados, OCU inició una acción judicial contra el fabricante. Además de OCU, las organizaciones de consumidores de otros países europeos miembros del BEUC, en concreto Bélgica (Test-Achats), Italia (Altroconsumo) y Portugal (DECO) , también han puesto en marcha acciones judiciales contra Volkswagen. En todos los casos estamos a la espera de que se pronuncie la justicia y se reconozca el derecho de los consumidores.

Sin embargo, en otros países faltan instrumentos legales para iniciar este tipo de acciones y los consumidores se encuentran indefensos ante estos abusos. Por ese motivo, ahora seis organizaciones de consumidores europeas, las asociaciones de Estonia, Letonia, Lituania, Eslovaquia, Eslovenia y Suiza se han unido, con la firma Hausfeld, para llevar a cabo una acción conjunta contra Volkswagen y reclamar las compensaciones por el fraude de Volkswagen. 

El BEUC también pide justicia

Desde el BEUC, la oficina europea de consumidores, se alienta este tipo de acciones colectivas, fundamentales no solo para conseguir la compensación de los consumidores, sino por su efecto disuasorio para empresas fraudulentas.

Monique Goyens, Directora General de BEUC, considera que la reiterada negativa de Volkswagen a compensar a los consumidores es un nuevo escándalo. Afirma que "Cuando los consumidores son engañados merecen justicia, como ha ocurrido en Estados Unidos". E insiste "Volkswagen no debería estar por encima de la ley solo porque es grande y poderosa".

Los consumidores europeos lo tenemos claro, y contra las mentiras exigimos #JusticiaVW.


Imprimir Enviar por email