Informe

¿Cuánto dura cada alimento en la nevera?

20 junio 2017
Conservar alimentos

20 junio 2017

Una cuarta parte de las intoxicaciones alimentarias se deben a una inadecuada refrigeración, ya que los microorganismos patógenos se reproducen con gran rapidez si se encuentran a una temperatura templada. Hay que extremar las precauciones para evitar riesgos.

¿Cómo se guardan los alimentos en la nevera?

A temperaturas bajas, el crecimiento de los microorganismos se vuelve más lento e, incluso, se detiene. Por eso es tan importante mantener ciertos alimentos en frío. Es una excelente forma de evitar muchas infecciones e intoxicaciones por alimentos.

Las temperaturas idóneas para conservar los alimentos en frío son:

  • En el congelador, por debajo de -18 ºC.
  • En la nevera, las carnes y pescados deben mantenerse entre 1 y 4 ºC y el resto, entre 5 y 8 ºC.

En general, la zona más fría de la nevera es la que está en contacto con el congelador: el estante de arriba en los frigoríficos tradicionales y, en los modelos combi, la parte donde están los cajones para las verduras o justo encima de ellos. Una forma fácil de controlar la temperatura interior es meter un termómetro en un vaso con agua dentro de la nevera. Colócalo en la balda donde guardes la carne y el pescado. No es buena idea dejar el termómetro al aire porque variará su medición más rápido, por ejemplo, en cuanto abras la puerta de la nevera.

 

Si está pensando en cambiar o adquirir un nuevo frigorífico puedes consultar nuestro comparador de neveras

Los mejores frigoríficos

Mantener la cadena de frío en el transporte de alimentos‎

En la tienda

  • Cuando compres productos refrigerados, fíjate en la temperatura del expositor, pues a veces está por encima de lo recomendado: no debería superar los 7 u 8 °C para la mayoría de los alimentos y de 2 a 4 °C para los productos muy sensibles, como las carnes picadas o los pasteles de nata o crema.
  • Ojo con los productos que se venden refrigerados y realmente no necesitan estar en una cámara frigorífica. Lo verás en la etiqueta, donde el fabricante tiene obligación de indicar si requieren frío.
  • En el supermercado, primero compra los alimentos que no necesitan frío, luego los refrigerados y deja para el final los congelados.
  • Una buena idea es pedir en la tienda que te envasen al vacío algunos productos frescos que vayas a consumir a medio o largo plazo, como los embutidos o quesos.
  • Si vas a tardar en llegar a casa, mételos en una bolsa isotérmica: así podrás conservarlos sin que se rompa “la cadena del frío”.

En casa

  • Una vez en casa guarda en primer lugar los alimentos congelados. Luego, mete los alimentos frescos en el frigorífico.
  • Dentro de la nevera pon carnes, pescados y platos preparados en la zona más fría del frigorífico, y verduras y frutas en la más templada.
  • No amontones los alimentos para que el aire circule entre ellos y refrigeren rápida y eficazmente.
  • Guarda toda la comida bien tapada, para evitar que se manche el interior de la nevera y que se toquen los alimentos entre sí.
  • Pon lo que tenga próxima la fecha de caducidad o de consumo preferente más a mano. Lo demás puede estar más al fondo. Así desperdicias menos alimentos.
  • Revisa los alimentos de vez en cuando. Si ves alguno que ya ha superado su fecha de caducidad, o bien tiene moho o signos de estar estropeado, tíralo.

¿Cómo se guardan las sobras de comida?

  • La comida cocinada, en cuanto deje de quemar, métela en la nevera, dentro de recipientes limpios. No dejes que se vaya enfriando fuera. Cuidado sobre todo en verano, los alimentos pueden estropearse con el calor y están más expuestos a contaminación. El único inconveniente de meter alimentos aún calientes en la nevera es que elevan un poco al principio la temperatura interior y aumentan el consumo de electricidad. Pero creemos que es mejor no jugarse la salud. Ten en cuenta que un alimento contaminado no siempre se ve raro o huele mal.

  • Una vez abierto un envase, la mayoría de los alimentos aguantan en buenas condiciones dos días.

  • Mete todo bien envuelto. Los alimentos abiertos, tápalos con plásticos o ponles pinzas para cerrarlos y una etiqueta con la fecha de apertura. Si has abierto una lata y quedan restos, cámbialos a un recipiente de plástico o cristal.

  • Extrema las precauciones con los alimentos que guardas más tiempo abiertos en la nevera: no utilices las manos sucias o cubiertos que tengan restos de alimentos para servir la mayonesa, la mantequilla, etc. Estarás contribuyendo a su contaminación.

  • Si vas a tardar en consumir restos de comida, es mejor que optes por congelarlos antes de tenerlos durante días olvidados por la nevera. Para saber qué día los metiste dentro, anota la fecha.

Cómo lavar las verduras

¿Cuánto duran los alimentos en la nevera? 

En la siguiente tabla podrás ver la duración de algunos alimentos comunes, tanto en el frigo como en el congelador. Ten en cuenta que un producto que se haya congelado en fresco, se puede cocinar y volver a congelarlo sin problemas (insistimos, si se ha cocinado).

 

Frigorífico

Congelador

Filetes de ternera

2-4 días

6-12 meses

Pollo o pavo

1-2 días

<=12 meses

Chuletas de cerdo

2-4 días

4-6 meses

Carne picada

1-2 días

3-4 meses

Salchichas frescas

1-2 días

1-2 meses

Lata de salchichas (abierta)

<=1 semana

No

Fiambre y embutidos

3-6 días

1-2 meses

Huevos

<=3 semanas

No

Yema o clara de huevo

2-4 días

<= 12 meses

Mayonesa (tarro abierto)

<=1 mes

No

Alimentos ultracongelados

No

*

Platos preparados

2-4 días

3-4 meses

Salsas y caldo de carne

2-3 días

2-3 meses

Sopas

2-4 días

2-3 meses

Pan

No

3-6 meses

Mantequilla

3-4 semanas

6-8 meses

Pescado blanco

1-2 días

6 meses

Pescado azul

1-2 días

< =3 meses

Leche fresca abierta

1-2 días

< =3 meses

Leche UHT

3-4 días

No

Alimentos que no necesitan nevera

  • Aleja los alimentos de la luz y de las fuentes de calor (deben estar a unos 17 ºC).

  • No coloques los alimentos en contacto directo con el suelo, donde pueden ser pasto de insectos y otros animales.

  • Guarda los alimentos lejos de productos de limpieza.

  • Revisa de vez en cuando las fechas de caducidad de los productos. Coloca delante lo más cercano a expirar, para que no se quede olvidado y se estropee al final.

  • Cuidado con las especias. Se han dado caso de intoxicaciones a causa de ellas. Además, con el paso del tiempo pierden aroma y sabor. Por eso es mejor comprar botes pequeños.

  • Cierra con una pinza las bolsas de arroz, pasta, harina, etc., después de abrirlas. Si el paquete original se ha roto, pásalo a un recipiente limpio con tapa. Así se evita que entre suciedad dentro o insectos.