Consejos

Estropajos y bayetas: limpio no equivale a libre de bacterias

Si usamos bayetas y estropajos para limpiar nuestra casa entonces parece lógico que a su vez sean higiénicos, pero ¿lo están? Elaboramos un estudio y parece que no. El microscopio revela que en 9 de cada 10 bayetas que creemos impecables quedan bacterias. Te decimos qué debemos hacer para tener una cocina segura y libre de peligros. 

29 agosto 2019
Limpiar bayetas y estropajos

En todas las cocinas hay estropajos y bayetas que se usan más o menos con frecuencia. Se usan para limpiar los platos, restos de comida de la encimera, grasa incrustada e incluso hasta los lavabos… Pero si los usamos para limpiar es imprescindible que a su vez también sean higiénicos, y ¿lo están?, porque de no estarlo cada vez que se use en vez de limpiar lo que en realidad se está haciendo es esparcir las bacterias.

Bayetas y estropajos a examen

Para saber si en nuestras cocinas nuestras bayetas y estropajos están o no en perfecto estado de revista hemos elaborado un estudio donde nuestros socios nos han enviado sus estropajos y bayetas tal y como los dejan habitualmente después de usarlos. Nosotros los hemos mandado directamente al laboratorio para ver en qué condiciones higiénicas se encontraban.

Además, también preguntamos a los encuestados cuál era el método usado para su desinfección, es decir, si los desinfectaban de alguna manera concreta, cada cuánto lo hacían o el periodo aproximado en el que suelen renovarlo. 

bayeta cuánto desinfecta

bayeta como desinfecta

Los métodos más utilizados para desinfectar bayetas y estropajos han resultado ser meterlas en la lavadora o dejarlas en agua con lejía, aunque también los encuestados usaban el microondas, el lavavajillas o el jabón o el detergente.

bayeta, cada cuanto renueva

Parecen limpios, pero están desinfectados

En más del 90% de las bayetas y estropajos analizados la higiene era deficiente. El microscopio revela que, aunque pensemos que lo están a simple vista, la realidad es que no están libres ni de bacterias.

En el caso de las bayetas la higiene en 9 de cada 10 de ellas resulta deficiente y en el caso de los estropajos la situación es peor, ya que casi en su totalidad, en un 96% resulta ineficaz.  

Los datos nos revelan que no lo hacemos bien, aunque creamos que sí. Por eso, te damos unos consejos para que queden perfectas y en buen estado higiénico.

Consejos para acabar con bacterias en bayetas y estropajos

Si usamos las bayetas y los estropajos para limpiar nuestra casa entonces parece lógico que a su vez sean higiénicos, algo que parece difícil al estar en contacto con la suciedad constantemente. Difícil pero no imposible, aquí van unos cuantos consejos para conseguirlo.

1. Eliminar los restos de comida después de cada uso. Las bacterias son seres vivos y necesitan nutrientes así que mejor no darles facilidades para que crezcan.

2. Aclarar, escurrir y dejar secar después de cada uso. Si quieres puedes añadir unas gotas de lejía como método desinfectante adicional. Ponlos a remojo en agua con lejía diluida al 10% durante al menos 5 minutos. Es importante dejar la bayeta extendida para evitar que se acumule la humedad.

3. Renovar frecuentemente tus estropajos y bayetas, cuanto más desgastados estén, más propensos serán a acumular bacterias. 

4. Utiliza una bayeta para cada zona, es decir, una bayeta para el baño, otra para la cocina y guárdalos en sitios distintos.