Noticia

La irradiación de alimentos que conserva

03 abril 2018
Alimentos irradiados

03 abril 2018

¿En qué consiste la irradiación de alimentos? ¿Para qué se utiliza? ¿Con qué alimentos? ¿Es peligroso consumir alimentos que han sido irradiados? Demasiadas preguntas y mucha confusión. No tiene que ver con la radioactividad sino con una técnica que permite una conservación de los alimentos. Te lo aclaramos todo.

El término suena raro. Incluso hasta mal, pero en realidad la aplicación de radiaciones ionizantes a los alimentos es un proceso físico (no térmico) que se utiliza como técnica de conservación. Este proceso logra ampliar la vida útil del alimento y no altera las características organolépticas y nutricionales del alimento.

La utilización de esta técnica no presenta ningún riesgo para el consumidor.

Para qué se irradian los alimentos

La irradiación se realiza por diferentes razones.

  • Destruir los microorganismos patógenos presentes en los alimentos.
  • Alargar la vida útil de alimento, frenando o deteniendo el proceso de descomposición y destruyendo los organismos responsables de dicho proceso.
  • Ralentizar los procesos de maduración prematura, germinación o aparición de brotes.
  • Eliminar los organismos nocivos para las plantas y los productos vegetales.

Las autoridades lo permiten

A nivel europeo hay una única categoría de alimentos que pueden irradiarse, las hierbas aromáticas secas, especias y condimentos vegetales. Pero además cada país miembro puede autorizar otros alimentos: frutas, hortalizas, cereales, patatas, condimentos y especias, pescados, moluscos, carnes frescas, carne de ave, copos de cereales…

Existen 2 Directivas europeas que regulan la irradiación de alimentos, pero su uso debe ser  necesario desde el punto de vista tecnológico y estar justificado.

  • Deben etiquetarse todos los productos irradiados o que contengan ingredientes que lo hayan sido. El envase de estos productos deberá llevar una mención a la aplicación de esta técnica y deberá mencionar la expresión "irradiado" o "tratado con radiación ionizante".
  • Los alimentos solo pueden ser irradiados en instalaciones autorizadas. En España, hoy día, hay 3. 
  • En el caso de las importaciones, solo se permite la venta de aquellos productos tratados en una instalación incluida en la pertinente lista correspondiente a países terceros.

El Comité Científico de la Alimentación Humana (CCAH) "es favorable" sobre la irradiación de frutas, hortalizas, cereales, tubérculos amiláceos (patatas), condimentos y especias, pescados, moluscos, carnes frescas, carne de ave, camembert de leche cruda, ancas de rana, goma arábiga, caseina/caseinatos, clara de huevo, copos de cereales, harina de arroz y productos sanguíneos. Sin embargo, declara que no se debería usar como sustituto de las medidas de higiene.

 

En España se irradia poco y se informa menos

En los supermercados españoles te resultará difícil encontrar algún producto irradiado. Aquí, el término tiende a relacionarse con la radioactividad y energía nuclear, por eso esta técnica provoca un gran rechazo, pero es puro desconocimiento.

Prácticamente ninguna empresa de alimentación que opera en España se interesa por esta técnica, y todo lo que se irradia se destina a la exportación. Sin embargo, diversas fuentes del sector de alimentación reconocen que todos los años traspasan las fronteras españolas contenedores de alimentos irradiados, sin la correspondiente etiqueta.

En OCU pedimos un mayor control por parte de las autoridades competentes para que realizar más controles aleatorios y analizar la composición de los mismos para comprobar si han sido irradiados. De esta manera se evitarían este tipo de fraudes en productos importados no porque se trate de productos inseguros, pues su seguridad ya ha sido certificada por varias organizaciones, sino porque los consumidores tenemos derecho a estar informados.


Imprimir Enviar por email