Informe

Antibióticos en animales = Bacterias resistentes

Son el enemigo a batir. El BEUC, oficina europea de consumidores, lanza una campaña de información sobre el riesgo que supone el abuso de antibióticos en animales, y su contribución en el aumento de resistencias bacterianas. OCU se suma a ese combate.

05 septiembre 2017
antibioticos

Los antibióticos son indispensables para nuestra salud, son los únicos medicamentos capaces de acabar con enfermedades que, hasta su aparición, eran consideradas mortales. Necesitamos los antibióticos. Sin embargo, el mal uso y el abuso de estos valiosos fármacos ha estimulado la resistencia de las bacterias, hasta el punto de que ya se habla de "superbacterias”.

La resistencia a los antibióticos es una de las principales preocupaciones sanitarias en Europa.

El abuso de los antibióticos en animales cuya carne o derivados consumimos es un grave problema de salud pública: en la Unión Europea, el consumo de antibióticos es mayor en los animales productores de alimentos que en los humanos, y España tiene el dudoso honor de ser el líder en uso de antibióticos en animales. Además, estas sustancias también pasan a alimentos vegetales, a través del agua de riego, el suelo...

Una campaña europea

BEUC, la asociación europea de organizaciones de consumidores, que lleva tiempo combatiendo este problema, ha puesto en marcha una campaña para exigir un uso más responsable de los antibióticos en los animales destinados a producción de alimentos y frenar la expansión de las bacterias resistentes. Organizaciones de consumidores de toda Europa, OCU entre ellas, participan en este iniciativa.

Los consumidores europeos queremos lograr que

  • Se cambie la normativa, de forma que solo se permita el uso de antibióticos en animales enfermos.
  • Se reserven para uso exclusivamente humano, y nunca se utilicen en las granjas, los antibióticos en los que ya se haya encontrado una elevada tasa de resistencias. 
  • Se refuercen los controles para supervisar el cumplimiento de la normativa.
  • Se mejoren las prácticas agrícolas de higiene y cuidado de los animales en las granjas, con lo que se reduciría la necesidad de recurrir a los antibióticos. 

Imprimir Enviar por email