Noticia

Chía no es un superalimento

La chía es rica en fibra, en grasas cardiosaludables sobre todo insaturadas, en omega 3 y 6 y otros tipos de nutrientes importantes. Pero a pesar de estas bondades no podemos considerarla un superalimento ya que no es la solución a una dieta desequilibrada. Nunca sustituirá a un plato de pescado azul o de verduras y fruta. Desvelamos sus pros y sus contras.

04 septiembre 2017
chia en postres

La semilla de chía en postres

La chía es una semilla de una planta típica de Centroamérica muy similar a la del romero u orégano. Hasta hace poco, apenas habíamos oído hablar de ella, pero ahora ha empezado a hacerse más popular. Y a pesar de que suenan voces asegurando que se trata de un superalimento, no lo es.

Lo bueno y lo menos bueno

Una ración de chía son dos cucharaditas (10 gramos) al día, perfecto para cubrir las necesidades diarias de un adulto de omega 3, pero hemos de tener en cuenta que su contenido en fibra es altísimo. Así que recomendamos consumirla con moderación. ¿Por qué? Porque consumir fibra en exceso es contraproducente: se reduce la absorción de nutrientes, favorece la aparición de diarrea, irrita el colon, provoca distensión abdominal y gases. 

Aquellos que aseguran que 100 g de chía tienen tantas proteínas como un plato de legumbres están siendo poco realistas: tomar dicha cantidad, una barbaridad, sería perjudicial.

A tener en cuenta

Los beneficios de la chía son evidentes. Si finalmente te decides a tomar chía, aquí está la clave:

  • Rico en nutrientes: Lo que es indiscutible es que es rica en ácidos grasos omega 3 y fibra y es ideal tomarla si estás falto de estos nutrientes. Pero no es la solución para una dieta desequilibrada porque no sustituye ni al pescado azul, ni a las frutas, ni a las verduras.
  • Efecto saciante: Un 33% de chía es soluble y cuando se toma con agua es capaz de aumentar mucho su volumen hasta absorber 10 veces su peso en agua.  Por eso si estás a dieta puede servirte de ayuda para sentirte lleno. Además también ayuda a retrasar el aumento de azúcar en sangre.
  • Cómo tomarla: La chía se toma a cucharadas o mezclada con otros alimentos como el pan, ensalada, salsas o postres… o incluso mezclada con líquidos (agua, batidos…). Al mezclar chía en un líquido se formará una especie de gelatina. Su sabor es suave y agradable.


Imprimir Enviar por email