Informe

Frutas deshidratadas, dulces tentaciones

14 diciembre 2015
fruta deshidratada

14 diciembre 2015

No faltan en Navidad y tampoco el resto del año en las mesas de sus numerosos adeptos. Las numerosas variedades de las frutas deshidratadas tienen concentradas todas las propiedades de las frutas frescas, pero su sabor es más dulce y su aporte calórico, mucho mayor.

Todas las propiedades de la fruta

No faltan en Navidad en muchos hogares, y tampoco el resto del año en las mesas de sus numerosos adeptos. Contienen concentradas todas las propiedades de las frutas, pero, ojo, el aporte calórico de las frutas deshidratadas es mucho mayor que el de las frutas frescas.

Ésa es la gran pega de las frutas deshidratadas para quienes les gustan y tienen tendencia a ganar peso. Y es que las calorías de la fruta deshidratada son siete veces más que las de la fruta fresca, que además es insustituible en la dieta por su valor nutritivo y porque previene problemas de salud como la obesidad, el cáncer, la diabetes o enfermedades cardiovasculares, además de aportar minerales, vitaminas, fibra alimenticia y antioxidantes.

La fruta deshidratada tiene más calorías porque, al perder gran parte del agua en el proceso de deshidratación, concentra más propiedades nutritivas y además se le añade sacarosa, que puede llegar a ser el 50% del producto, como OCU ha podido comprobar en sus análisis.

Precios

En las tiendas, la fruta deshidratada puede encontrarse a precios muy dispares, desde 4,60 euros el kilo en el caso de las pasas, hasta los 27,70 euros que cuestan los arándanos azules secos.


Imprimir Enviar por email