Informe

Productos lácteos fermentados

01 enero 2013
Productos lácteos fermentados

01 enero 2013

Yogures, kéfir, probióticos, leche fermentada enriquecida... Su común denominador es que están hechos a partir de leche fermentada, pero mientras unos sólo contienen leche y fermentos, otros incluyen frutas, aromas, azúcares, cereales, e incluso antioxidantes o ácidos grasos. ¿Sabría distinguirlos entre sí?

Los lácteos fermentados se digieren mejor

Todos los productos lácteos fermentados aportan los mismos beneficios que la leche (sobre todo, su riqueza en calcio), pero además tienen la ventaja de digerirse mejor. Es más, algunos de estos productos presumen de otra serie de efectos beneficiosos para la salud: "favorece la reducción de la tensión arterial", "ayuda a bajar el índice de colesterol", etc.; efectos que no siempre se ajustan a la realidad (vea en nuestra página web el informe sobre alimentos funcionales).

Sea como sea, sus presuntos efectos sólo se consiguen tomándolos con regularidad (a diario) y adoptando una solución global al problema: mejora de los hábitos alimentarios, un modo de vida más sano, actividad física adecuada...

Pero, ¿qué distingue unos productos de otros? Siga nuestra guía.

Imprimir Enviar por email