Informe

Alimentos y producción ecológica: preguntas y respuestas

20 abril 2018
Productos ecológicos

20 abril 2018

Cada vez que habla más de ella, ¿pero sabe realmente en qué consiste la producción ecológica? Todas las preguntas que rondan por tu cabeza encontrarán respuesta aquí.

¿Qué es un producto ecológico?

La producción ecológica, biológica o orgánica se basa en 4 puntos cardinales:

  • Cuidar el suelo: Se lo considera un ser vivo más y su conservación es fundamental. Se emplean técnicas tradicionales y naturales , como fertilizantes orgánicos, abonos de origen animal, rotación de cultivos y barbecho.
  • No a los transgénicos: Absolutamente prohibidos. No se puede usar plantas manipuladas genéticamente , ni para cultivar ni para alimentar al ganado. El sector está dividido entre quienes abogan por la tolerancia cero y quienes defienden un límite máximo del 0,9%, tal y como se hace en la agricultura no ecológica.
  • Minimizar lo químico: Los pesticidas de síntesis no están permitidos (aunque sí se aplica algunos productos fitoquímicos autorizados). Los medicamentos veterinarios pueden utilizarse en casos excepcionales y solo con autorización de los organismos que expiden los certificados ecológicos. Las vacunas están consentidas , así como los antibióticos, aunque con precauciones y solo en casos de necesidad. Homeopatía y medicinales son la prioridad a la hora de tratar a los animales. La lista de aditivos alimentarios tolerados es mucho más corta que la de los productos convencionales.
  • Respetar el bienestar animal: Mantener los ciclos naturales vitales, evitar al máximo las mutilaciones como la castración, el incumplimiento del corte del pico. Están prohibidas las técnicas de reproducción asistida (sincronización de transferencias, embriones), excepto la inseminación artificial. Los animales viven según las normas más exigentes que las de la agricultura no ecológica. Se procura que la montaña sea natural y que las crías convivan con sus madres durante el período de lactancia. En lugar de cruces suelen usar razas autóctonas, menos productivas pero más resistentes a enfermedades.

Antes de poder ser calificada de ecológica, una explotación debe pasar por un período de transición y adaptación a estas normas durante el tiempo que aún no puede comercializar sus productos como biológicos.


Imprimir Enviar por email