Guía de compra

Cremas de verduras del súper, ¿como las caseras?

06 octubre 2022
cremas de verduras

El boom de las cremas de verduras en los supermercados ha sido notable en los últimos años. Y es que es muy cómodo tener en casa este plato preparado. Pero no todas las cremas son iguales: la cantidad de verdura (en muchas muy escasa) y el precio marcan diferencias, pero hay buenas opciones por menos de 2 euros: destacamos por su buena relación calidad/precio la Crema de Calabaza de Eliges y la Crema de Verduras de Eroski.

Buenas opciones por menos de 3 euros/litro

Las verduras son buenas y ricas para tomar durante todo el año. Cada estación tiene sus frutas y verduras de temporada, una época determinada en la que se encuentran en su estado óptimo de madurez, sabor y en la que, además, se pueden comprar a mejor precio.

Lo que está claro es que es necesario consumir vegetales a diario. No hay ninguna verdura (u hortaliza) completa o mejor que otra. Por eso es importante variar el tipo (origen botánico), así como el modo de preparación para añadir variedad, diferentes sabores y texturas a la dieta. 

Diferencias entre verduras y hortalizas

las cremas de verduras llevan hortalizas en general

¿Sabes distinguir entre verduras y hortalizas? Las hortalizas son un grupo de alimentos con un origen botánico muy variado; en cada hortaliza se emplea principalmente una de sus partes: 

  • En las espinacas, acelgas, lechuga, escarola… se comen las hojas verdes.
  • En la zanahoria, remolacha, rábano, nabo... las raíces.
  • En las alcachofas, coliflor, brécol… las flores.
  • En el apio, cardo, espárrago… los tallos.
  • Las patatas son tubérculos.
  • Ajo, cebolla y puerro son bulbos de la planta.
  • Calabaza, calabacín, berenjena, tomate, pepino, pimientos… son frutos.
  • Habas, judías verdes y guisantes son semillas verdes.

Las verduras son un tipo de hortaliza cuya parte comestible son sus órganos verdes: hojas, tallos y flores. Pero no todo el mundo hace esa distinción y se habla indistintamente de hortalizas y verduras; tampoco nosotros somos estrictos en este sentido.

Verduras en tu dieta, a diario

Verduras y hortaliza permiten todo tipo de elaboraciones culinarias: pueden tomarse crudas en ensalada, al vapor, cocidas, asadas o fritas, prepararlas enteras, en trozos o trituradas. Son ideales tanto para días de frío como de calor. Como primer plato de cuchara, el gazpacho y el salmorejo son las sopas refrescantes del verano. Y cuando llega el frío, apetece una buena crema de verduras caliente.

Las verduras y hortalizas en general son alimentos indispensables para nuestra alimentación. Aportan poca energía y son ricas en fibra, vitaminas y minerales, además de poseer fitonutrientes (taninos, fenoles) que nos ofrecen protección frente a enfermedades degenerativas, lo que genera una disminución de la mortalidad y una mayor expectativa y calidad de vida.

Cremas de verduras: un rico plato de cuchara

Una crema o puré de verduras es una estupenda opción para nuestros menús. 

Las cremas de verduras son, por tanto, una buena manera de consumir vegetales. Hacer una crema casera es bastante sencillo, siempre que se tengan los ingredientes. Las cremas envasadas de supermercado nos lo dan todo hecho, es decir, no hay que comprar verduras, patata, ni ponerse a cocinar, y podemos tener un envase en la despensa preparado para el día que se nos antoje tomar una crema calentita. Pero, desde el punto de vista nutricional, ¿son igual de buenas que las caseras?

Cremas del súper: como las caseras en el 50% de los casos

Hemos analizado 36 cremas: 18 de verduras en general y 18 de calabaza. Su valoración nutricional es buena o muy buena, sobre todo porque son poco calóricas, no tienen grasas ni azúcares añadidos y están bien de sal, nutrientes que conviene vigilar.

Sin embargo, el porcentaje de verduras empleado en su elaboración es bajo, difícilmente llega al 50% del producto. Con esta baja proporción de verduras no se alcanza lo que debe ser una ración de verduras, por lo que se hace necesario tomar más a lo largo del día, por ejemplo, con una ensalada o una guarnición abundante a base de verduras.

gráfico con la composición de las cremas de verduras envasadas 

Además de verduras, en la mitad de las cremas envasadas analizadas se añaden ingredientes con funciones tecnológicas, como son los espesantes, el zumo concentrado de tomate para dar color y los aromas; todo esto hace que la receta de la crema no se parezca a una receta casera.

gráfico sobre ingredientes y aditivos de las cremas de verduras envasadas 

También es posible encontrar cremas envasadas con los mismos ingredientes que pueda haber en una despensa casera, y ninguno más, como así ocurre en el 50% de las cremas analizadas.

Otras curiosidades que resultan del análisis:

  • No hay problemas microbiológicos. En el proceso de conservación al que se someten en la industria han sufrido un tratamiento térmico tal que los recuentos recuerdan una esterilización.
  • Atención a la concentración de nitratos. Se pueden encontrar niveles de nitratos elevados tanto en las cremas de calabaza como de verduras, pero son los preparados que contienen acelgas los que muestras niveles más altos. Los niños de corta edad no deberían consumirlas y las personas mayores, con poca frecuencia.
  • No hemos detectado problemas de pesticidas.
  • En la degustación realizada por un panel de expertos, las cremas están buenas en general, ligeramente mejores las cremas de calabaza que las de verduras. No obstante, ninguna destaca por presentar defectos en la cata.

Más baratas si son de marca de distribuidor

El precio medio de un litro de crema es de 3,92 euros. Aunque las cremas de marca de distribuidor (de la marca del establecimiento donde se venden) son un 36% más baratas que las de marcas comerciales. Si se opta por una crema elaborada con ingredientes procedentes de la agricultura ecológica, su precio se incrementa en un 71%.

Por tipos de cremas, no hay grandes diferencias por variedad. Las cremas de verdura cuestan de media 4,03 €/litro y las de calabaza 3,92 €/litro. 

Entre las más baratas, dos cremas destacan por su buena relación calidad/precio, ambas de marca de distribuidor: 

  • Crema de Calabaza Eliges (Grupo IFA). Precio: 0,95 €/brik de 500 ml (1,90 €/l). A favor: buen color, buena composición nutricional. En contra: la cantidad de verduras es inferior al 50% del producto; contiene aromas. 
  • Crema de Verduras Eroski. Precio: 1,06 €/brik de 500 ml (2,12 €/l). A favor: buena composición nutricional, bien de color y etiquetado. En contra: solo un tercio de verdura en su composición; contiene espesantes y extracto de levadura.

En nuestro comparador puedes ver en detalle los resultados y precios de las 36 cremas de verduras. 

COMPARADOR DE CREMAS

Recuerda además que OCU Market, la app de OCU, es tu mejor aliada a la hora de escoger los mejores productos, los más saludables, y encontrarlos al mejor precio.

Sabe más de lo que comes con OCU Salud

Las informaciones exclusivas de OCU Salud, como esta comparativa de cremas de verduras, están pensadas para ayudar a nuestros socios a elegir lo mejor, tanto para su salud, como para su bolsillo. ¿Quieres dar a los tuyos lo mejor? Nosotros también

Confía en los expertos de OCU Salud y vive más tranquilo.

Preguntas frecuentes sobre las cremas de verduras

¿Qué diferencia hay entre crema y puré?

La diferencia radica sobre todo en la consistencia. En los purés se machaca la verdura empleando un pasapuré o una batidora a baja potencia, con lo que el resultado es un poco mazacote. Por su parte, la crema lleva una proporción de líquidos mayor, es más untuosa (se añade aceite, nata o mantequilla) y el batido es más prolongado y potente.

¿Se puede congelar la crema de verduras?

En casa se puede preparar una buena cantidad de crema de verduras y congelarla en porciones individuales o familiares, de tal forma que sea más fácil y práctico consumirla cuando uno desee. Pero hay un problema con la patata, y es que no acepta bien el proceso de congelación: cuando se emplea en cantidades muy grandes, le confiere una textura harinosa a la crema. Para evitar este defecto, la crema que vaya a congelarse se puede preparar sin patata y en el momento de descongelarla y calentarla, añadir copos de patata hasta obtener la textura deseada. 

¿Cuánto tiempo dura una crema de verdura?

Tanto la crema que elaboramos en casa como lo que nos queda de la crema comprada en el supermercado duran 48 horas en la nevera (bien tapada).

¿Son saludables las cremas de verdura del súper?

La valoración nutricional de las cremas es bastante saludable, en particular por su bajo aporte en azúcares, grasas saturadas, azúcares y sal. Pero esto no quiere decir que tengan una alta densidad nutricional; en nuestro análisis de 36 cremas de verduras envasadas hemos descubierto que la mitad de ellas nutren poco debido sobre todo a la poca cantidad de verdura que tienen.

¿Cómo se puede espesar una crema?

Si la crema te ha quedado muy líquida, mientras la calientas puedes añadir copos de patata o harina (de trigo o de maíz). Otro truco es añadir algunos garbanzos y luego volver a triturar la crema; de esta forma también enriqueces la crema aportando proteínas.

¿Cómo se puede enriquecer una crema de forma saludable?

Las cremas de verdura no se caracterizan por tener un aporte calórico muy alto. Si se quiere enriquecer, se puede añadir pescado, pollo o huevo para aumentar el aporte proteico. Si se añaden legumbres cocidas, se incrementa en proteínas y fibra. Un chorrito de aceite de oliva asegura un aporte saludable en grasas.