Consejos

Cubrecolchón, ¿realmente lo necesitas?

08 septiembre 2022
topper

Un cubrecolchón o topper no sirve para prolongar la vida útil de un colchón viejo, pero sí puede hacerte sentir más cómodo si tu colchón es demasiado duro o demasiado blando. Te contamos los diferentes tipos de cubrecolchones que hay, y pasamos revista a los pros y contras de cada uno de ellos, además de conocer su rango de precios.

Cubrecolchones: cómo son y para qué sirven

Un cubrecolchón, como su nombre indica, se coloca encima del colchón y ofrece unos centímetros adicionales de material (normalmente entre 3 cm y 8 cm) con la intención de hacer que la experiencia de dormir sea más cómoda. Los también llamados toppers pueden estar hechos de viscoelástica, pluma/plumón, microfibra, poliéster o materiales más naturales como lana o algodón.

¿Por qué usar un topper?

  • Un topper o cubrecolchón puede ser una solución económica, aunque temporal, al problema de un colchón poco cómodo. Si no estás satisfecho con lo suave o firme que se siente tu colchón, pero no quieres comprar uno nuevo un topper puede ser una solución rentable, pero debes probarlo antes de decidirte.
  • Las pruebas de otras organizaciones de consumidores han encontrado que un cubrecolchón no ofrecerá ningún soporte adicional para el cuerpo, pero puede mejorar la distribución de la presión en algunos casos, como por ejemplo, si tienes un colchón demasiado firme o delgado, ofreciendo una experiencia más cómoda. La mayoría de los toppers aportan una sensación suave y están destinados a agregar amortiguación a un colchón firme; pero algunos toppers son más firmes y están destinados a colchones que se sienten demasiado blandos.
  • Los toppers también pueden ser excelentes adiciones para las habitaciones de invitados, especialmente si los visitantes que pasan la noche duermen en sofás plegables, futones y otras superficies que suelen ser incómodas. Otra opción para los invitados son los colchones hinchables.

Sin embargo, si tu colchón ya está hundido, los muelles están dañados o se ha ablandado mucho con el tiempo, es posible que un cubrecolchón no aporte mucha diferencia: lo siento, pero es hora de comprar un colchón nuevo. Si tu colchón está en las últimas, consulta nuestro análisis de los mejores colchones para asegurarse de obtener uno bueno.

Comparador de colchones

71 BUENA
CALIDAD
COMPRA
MAESTRA
Colchones
Desde 114,99 
63 Calidad
media
Colchones
Desde 144,89 
80 MUY BUENA
CALIDAD
MEJOR
DEL ANÁLISIS
Colchones
Desde 152,73 

Distintos tipos de cubrecolchón

Hay cuatro tipos principales de cubrecolchones, y cada uno tiene unas características diversas y un precio también diferente. Así, hay

  • topper viscoelásticos (50-125 euros),
  • de pluma y plumón (120-400 euros), 
  • de microfibra (30-60 euros) y
  • de látex (100-250 euros).

Además, en el mercado también encontrarás otros toppers elaborados con materiales más naturales, como la lana (120-500 euros) o el algodón (30-70 euros).

Al igual que sucede con los colchones, cada tipo de cubrecolchón ofrece una experiencia diferente. Los de plumón se sienten suaves, lujosos y acogedores, mientras que los de espuma viscoelástica son firmes y esponjosos y pueden sentirse más cálidos. Te contamos las características de cada uno de ellos.

Cubrecolchones viscoelásticos

Fabricada con un material sensible a la temperatura, la espuma viscoelástica reaccionará al calor de tu cuerpo y se adaptará a tu forma, lo que, según los fabricantes, ayuda a aliviar el dolor en las articulaciones.

Ventajas

  • Ayuda a absorber un poco el movimiento de un compañero de cama que da vueltas durante la noche.
  • Está diseñado para reducir la presión, con lo que puede aliviar articulaciones doloridas, artritis, artrosis.
  • Puede hacer que un colchón firme se note como bastante más blando.

Inconvenientes

  • Algunas personas encuentran demasiado calurosos los toppers de espuma viscoelástica.
  • Pueden dificultar girarse en la cama.
  • Suelen ser más caros que los topper de microfibra o plumón.
  • Pueden tener un olor sintético cuando son nuevos.

Infórmate sobre colchones viscoelásticos.

Cubrecolchones de pluma y plumón

Los toppers de plumas y plumón tienen un estilo más tradicional. Los premium pueden ser algo caros: por ejemplo, los que usan plumón de ganso húngaro llegan a tener un precio muy elevado.

Ventajas

  • No sentirás tanto calor como la espuma viscoelástica.
  • No obstaculizan el movimiento en la cama.
  • Se siente suave y acogedor, a veces se ha descrito la experiencia como la sensación de acostarse en una nube.

Inconvenientes

  • Puede comprimirse con el tiempo, lo que requiere sacudidas periódicas para volver a esponjarlo.
  • No es hipoalergénico.
  • Las púas de las plumas pueden atravesar la tela.
  • Al principio puede tener un olor a almizcle.
  • No siempre se fabrican éticamente (si esto te preocupa, consulta con los fabricante e intenta elegir uno certificado por una etiqueta como Responsible Down Standard - RDS).

Cubrecolchones de microfibra y fibra hueca

La microfibra es un material sintético, a menudo utilizado en almohadas y edredones, y este tipo de toppers son los más asequibles. Las microfibras están hechas de hilos ultrafinos de poliéster y nailon. Estos materiales sintéticos absorben la humedad de forma natural, una cualidad importante que te ayuda a mantenerte seco durante la noche. Las fibras huecas están fabricadas con un solo canal lo que, a diferencia de la fibra maciza normal, permite una circulación constante del aire, facilitando la evaporación de la humedad.

Ventajas

  • Es la opción más barata.
  • Proporciona suavidad y confort.
  • Sin olor.
  • Disponible en versiones con tratamiento antiácaros para personas alérgicas.
  • No es tan caluroso como otras opciones.

Inconvenientes

  • No es tan transpirable como otros tipos de cubrecolchón.
  • Con el tiempo tiende a apelmazarse.
  • Tiene la vida útil más corta de todos los tipos de topper.

Cubrecolchones de látex

Hechos de savia del árbol del caucho, o bien de caucho sintético, un cubrecolchón de látex tiende a ser más fresco y transpirable que los de espuma viscoelástica. El látex se adapta a la forma de tu cuerpo como la espuma, pero su elasticidad significa que se recuperará rápidamente.

Ventajas

  • Diseñado para ser muy duradero.
  • Un cubrecolchón de látex absorberá el movimiento si tu pareja se mueve durante la noche.
  • Es antimicrobiano y no alergénico (a menos que tenga alergia al látex).

Inconvenientes

  • Son caros.
  • Pueden tener un olor distintivo cuando es nuevo.
  • Para algunas personas resulta demasiado firme.

Consulta más información sobre los colchones de látex.

cubrecolchón

Preguntas frecuentes sobre cubrecolchones

 ¿Cómo elegir un cubrecolchón?

Los cubrecolchones pueden ayudarte a ajustar la sensación del colchón, en especial, para hacerlo más suave. Puedes elegir entre una amplia selección de modelos que varían según el material, el grosor, la firmeza, el precio y el rendimiento general.

Decidir cuál es el mejor topper para ti dependerá completamente de tus necesidades y preferencias personales. Debes juzgar diferentes materiales y modelos de cubrecolchones de la misma manera que lo haces para un colchón nuevo. Los factores importantes incluyen la sensación térmica, la suavidad y el confort. 

¿Dónde puedo comprar un cubrecolchón?

  • Los cubrecolchones se pueden comprar en los mismos canales que los colchones: plataformas online, tiendas de colchones (online y físicas) e hipermercados.
  • Verifica la política de devoluciones del comercio y presta también atención a los comentarios y reseñas de los clientes en las tiendas online.

¿Qué tipo de cuidados debo tener con mi topper?

Un cubrecolchón es una capa adicional, y como tal te brindará cierto grado de protección contra las manchas y el desgaste del colchón pero, probablemente, no sea impermeable, y claro, puede sufrir directamente esas manchas y desgaste.

Para proteger el topper, al igual que haces con el propio colchón, tendrás que utilizar un protector de colchón (extraíble y lavable).

Algunos cubrecolchones son lavables, pero en otros de materiales naturales de alta gama solo se limpian las manchas. Consulta siempre las instrucciones del topper antes de lavarlo para comprobar si puedes meterlo en la lavadora.

Si necesitas limpiar tu colchón o tu cubrecolchónconsulta nuestra guía de mantenimiento.

¿Cómo evitar que un cubrecolchón se deslice?

El deslizamiento puede ser un problema para muchos propietarios de toppers.

  • Algunos están equipados con lazos elásticos para ajustarse alrededor de las esquinas del colchón, o fondos "antideslizantes" que evitan que se muevan. Si no es así, ases posible que se deslice por el colchón durante la noche, especialmente si es un cubrecolchón liviano.
  • Meter el topper debajo de una sábana ajustable puede mitigar este problema, al igual que cubrir el topper con una sábana plana y meter los bordes debajo del colchón.
  • Cerciórate en cualquier caso de que colchón y cubrecolchón tengan el mismo tamaño.

Compara, acierta y ahorra

En OCU ayudamos a nuestros socios a elegir el producto más conveniente, al mejor precio: para ello realizamos análisis exhaustivos e independientes de cientos de productos y servicios, de colchones a televisores, de seguros de hogar a lavadoras...  Además, por ser socio de OCU Consumo, tienes ventajas y descuentos exclusivos

COMPARA CON OCU