Consejos

Colchones hinchables: todo lo que necesitas saber

Una solución provisional

Es cierto que los colchones hinchables no están pensados para un uso continuado, pues no son buenos para la espalda. Pero sí son una solución muy práctica en algunos casos, como cuando nos vamos de acampada o queremos tener una cama extra para invitados. ¿Piensas comprar uno? Te contamos en qué fijarte. 

28 julio 2022
colchón

¿Cómo es y qué ofrece un colchón hinchable?

¿Tienes invitados y no tienes una cama extra para ofrecerles? ¿Estás reformando tu dormitorio y no puedes usar tu cama? ¿Te vas de camping una semana y no te apetece dormir sobre el suelo o sobre una esterilla? Está claro que para dormir en condiciones óptimas lo mejor es encontrar el colchón que se adapte a tus necesidades y gustos pero, en cualquiera de las situaciones anteriores, un colchón inflable puede ser un buen aliado.

Distintos tipos de colchones, distintos usos

Generalmente, los colchones inflables de aire están hechos de cloruro de polivinilo (PVC), con una parte superior flocada, y se pueden inflar en unos pocos minutos, ya sea manualmente o con una bomba de aire motorizada. A lo largo de los años, se han vuelto un poco más elegantes y podemos encontrarlos con varias características diferentes:

  • Algunos modelos tienen una estructura de dos capas laminadas, la segunda capa interna de fibras de poliéster sirve para reforzar.
  • También los hay con una almohada integrada.
  • Algunos tienen los lados acanalados para ajustar mejor una sábana bajera por los laterales y que se mantenga fija.
  • En cuanto a la altura, podemos encontrar dos tipos, cada uno de ellos con sus propias características.
    • Colchones de una sola altura: entre 22 cm y 28 cm de altura.
    • Colchones de doble altura: de 42 cm hasta 54 cm.

colchon

Colchones hinchables de una sola altura: pros y contras

  • Son excelentes para el aire libre, porque son livianos, portátiles y fáciles de enrollar.
  • El inconveniente es que no brindan el mismo soporte que los colchones de doble altura y pueden desinflarse más rápido.
  • Muchos no vienen con bombas de aire, solo disponen de tubos en los que puede soplar, lo que no es muy recomendable porque puedes marearte en pocos minutos. Si vas a comprar uno para invitados es posible que prefieras un modelo con una bomba incorporada. Una bomba de pie facilita bastante el inflado. Una bomba manual, sin embargo, requiere demasiado esfuerzo.
  • También hay colchones autoinflables, perfectos para acampar y dormir al aire libre. Consisten en una funda con espuma en el interior y una válvula: cuando la válvula está abierta, la espuma se expande y el aire entra en la funda. Después hay que cerrar la válvula para mantener el aire dentro mientras se usa. Posteriormente, deberás abrir la válvula y enrollar el colchón para sacar el aire y doblarlo para su transporte.
  • Este tipo de colchones hinchables no necesitan un borde para enganchar las sábanas, porque la altura del colchón es lo suficientemente corta como para que los extremos de la sábana ajustable se metan debajo de las esquinas.

válvula

Colchones hinchables de doble altura: usos y características

  • Son los mejores para contar con una cama para invitados, porque son los más parecidos a una cama normal. Por un lado, es un poco más fácil entrar y salir de ellos, ya que son más altos que los colchones de una sola altura. También pueden ofrecer un poco más de comodidad, pues no se duerme tan cerca del suelo.
  • Muchos tienen una superficie de vinilo mate que ayuda a que las sábanas permanezcan en su lugar. Además, algunos tienen un borde o costilla en el lateral que ayuda a que la sábana bajera se “enganche” al colchón.
  • Suelen tener una bomba eléctrica, lo que permite inflarlos por completo en cuestión de minutos. Sin embargo, esta característica también los hace más pesados que otros modelos. Los colchones de doble altura con bomba eléctrica pueden pesar entre 6 kg y 10 kg. Y, por otro lado, no es muy buena idea esperar para inflar el colchón hasta el momento de irse a dormir, porque el ruido puede molestar a los vecinos.

En qué fijarse antes de elegir un colchón hinchable

Si estás decidido a comprar un colchón inflable, estas son las funciones y características que debes tener en cuenta:

Peso. Comprueba cuánto peso puede soportar el colchón inflable de aire, debe figurar en el embalaje. Ten en cuenta que una mayor capacidad declarada no significa necesariamente que un colchón sea de mayor calidad o más duradero.

Almacenamiento. Después de desinflar el colchón, puede ser voluminoso, difícil de doblar y transportar. Pero si lo haces una bola y lo metes en un armario, podrías dañarlo. Verifica y comprueba si viene con una bolsa de almacenamiento o si la compañía da instrucciones sobre cómo doblarlo correctamente antes de guardarlo.

Bomba de aire. Los colchones de aire de mayor precio generalmente vienen con una bomba eléctrica, que es útil para acelerar el tiempo de inflado y desinflado. También te ahorra la molestia de tener que buscar una bomba o una pieza de bomba que se ajuste a tu colchón de aire, porque no todas las bombas de aire se adaptan a todos los colchones. Sin embargo, como algo negativo, las bombas pueden hacer que el empaque y el almacenamiento sean más complicados.

Garantía. Los colchones de aire no son artículos duraderos y, a menudo, es imposible evitar roturas o fugas. Es por eso que debes considerar un colchón de aire de una empresa que ofrezca una garantía legal contra defectos de fabricación en la bomba y en el colchón mismo. Presta atención a las exclusiones de la garantía. Es preferible comprar a fabricantes con un servicio al cliente receptivo y un buen servicio técnico que sea capaz de cumplir con la garantía.

¿Cuánto cuestan los colchones inflables?

Puedes encontrar colchones inflables de aire con precios que oscilan entre los 15 y los 60 euros el colchón individual, y entre los 18 y los 80 euros el colchón doble. El precio puede aumentar unos 40 euros si el colchón lleva una almohada integrada.

También existen modelos auto hinchables, más cómodos, pero también más caros: prepárate para pagar entre 70 y 90 euros el individual, y entre 80 y 150 euros el doble.

Como decíamos antes, un colchón de aire debe reservarse para un uso ocasional, o como máximo hasta una o dos semanas seguidas. No importa lo caro o lo bueno que sea, un colchón de aire no sustituye a un colchón real

Si quieres tener una cama para invitados, y el espacio no es un problema en tu casa, te irá mejor con un colchón tradicional: consulta el comparador y comprueba que hay colchones de buena calidad a muy buen precio.

Comparador de colchones

71 BUENA
CALIDAD
COMPRA
MAESTRA
Colchones
Desde 114,99 
63 Calidad
media
Colchones
Precio de referencia 125,24 
73 BUENA
CALIDAD
Colchones
Precio de referencia 129,90 

Preguntas frecuentes sobre colchones hinchables

 ¿No se escapa el aire de los colchones inflables?

La mayoría de los colchones inflables están hechos de vinilo grueso, pero las roturas o las fugas pueden ocurrir con más frecuencia de lo deseado.

  • Comprar un colchón con garantía te permite pedir el reemplazo en caso de que encuentres algún desperfecto.
  •  Después de comprar un colchón nuevo, siempre verifica si hay fugas de aire y deflación significativa durante la noche. Si hay algún problema, detectarlo a tiempo te asegurará que todavía estás dentro del período de garantía.
  • Estos colchones no son adecuados para ser usados como cama de larga duración. Muchas compañías especifican que si usas el colchón como su cama principal, se anulará la garantía.

¿Cómo puedo cuidar mi colchón hinchable para que dure?

  • Un buen colchón inflable debería durar al menos un año con un uso regular. Si lo usas dos o tres veces al año, puede durar más de cinco años, y también si lo cuidas bien.
  • Antes de usar tu colchón por primera vez, estíralo durante un período de 48 horas inflándolo completamente y llenándolo periódicamente. Este proceso ayudará a que el material se ajuste.
  • Ten en cuenta que el material de PVC del colchón puede estirarse un poco después de inflarlo por primera vez, por lo que es posible que debas rellenar el colchón con aire aproximadamente una hora después de haberlo inflado.
  • No debes almacenar un colchón de aire en áreas con altas fluctuaciones de temperatura o humedad, como un sótano o un garaje, porque pueden fomentar la aparición de hongos y moho en los materiales. Idealmente, debes guardar el colchón en un lugar seco y fresco, ya sea en una caja resistente o en la bolsa de almacenamiento provista.
  • Para limpiar el colchón de aire usa agua y una solución jabonosa suave y déjalo secar al aire.

¿Puedo tirar un colchón de aire viejo en el contenedor de reciclaje?

Si el colchón ya no se puede usar, no debes tirarlo al contenedor de reciclaje, aunque sea de plástico. Llévalo a un punto limpio para que sea reciclado (especialmente si es un modelo sin PVC o la capa de poliéster es fácil de separar), y no termine en un vertedero. Consulta también cómo deshacerte de tus colchones habituales.