Consejos

Colchones antiescaras, por qué y para quién

¿Para qué sirven los colchones antiescaras?

Cuando una persona tiene que permanecer en reposo temporal o permanentemente, existe el riesgo de que aparezcan úlceras en la piel por la presión en los puntos de apoyo que pueden evolucionar y convertirse en lesiones graves. Los cuidados diarios y un colchón antiescaras pueden ayudar a prevenirlo.

07 octubre 2022
colchon antiescaras

Cómo prevenir y curar las escaras

Las personas que no pueden cambiar de posición con facilidad y frecuencia, por estar una silla de ruedas o encamados, pueden desarrollar úlceras por presión en el cuerpo, conocidas como escaras. Estas lesiones se originan por una presión prolongada sobre ciertos puntos que disminuye el flujo de sangre a los tejidos y puede provocar la ruptura de la piel. 

Qué son las escaras

Los talones, codos, columna y cadera son las zonas donde suelen aparecer las escaras, debido a la presión sobre los huesos. Estas úlceras empeoran progresivamente, por lo que es importante atender los síntomas e indentificarlas cuanto antes, así como tratarlas adecuadamente.

Hay distintos tipos de escarasp, pues pueden ser de diferente gravedad, desde una irritación leve que provocar picor hasta heridas graves que pueden infectarse. Las escaras se desarrollan en cuatro etapas:

  • Etapa 1: Enrojecimiento de la piel, con posibles síntomas de picazón o sensación de ardor.
  • Etapa 2: Llaga superficial o herida similar a una ampolla que, a menudo, es dolorosa.
  • Etapa 3: Todas las capas de piel están dañadas, así como el tejido bajo la piel.
  • Etapa 4: La piel y el tejido subyacente están muy dañados y también los huesos, músculos, tendones o articulaciones.

En sus etapas más graves, cuando no se tratan, las escaras por decúbito pueden infectarse y provocar sepsis, la respuesta extrema del cuerpo a una infección que puede provocar daños en los tejidos, fallo orgánica y la muerte.

Las escaras pueden tardar meses en sanar, pero su aparición se puede prevenir con cuidados diarios y medidas preventivas, entre ellas, el uso de un colchón adecuado.

paciente

¿Cómo prevenir las úlceras por presión? 

  • Revisar la piel del paciente y mantenerlo cómodo es clave para prevenir las escaras. Cambia su posición con frecuencia (cada dos o tres horas debería ser suficiente) para reducir la cantidad de presión aplicada sobre un punto.
  • Hay que asegurarse de que el paciente se mantenga seco. La humedad puede provocar úlceras, por lo que usar una crema protectora contra la humedad puede ayudar a mantener la piel limpia y seca, y cambiar la ropa y las sábanas con regularidad.
  • Otra forma de prevenir las escaras si no es posible cambiar de posición con frecuencia es usar almohadas o cojines adicionales alrededor de los hombros, las caderas, las rodillas y los tobillos para reducir la presión. El acolchado adicional debería disminuir la fricción y ayudar a aliviar las áreas sensibles.
  • Si el paciente utiliza una silla de ruedas, o permanece sentado en la cama o en un sillón durante períodos prolongados, los cojines antiescaras pueden ayudar a prevenir las escaras y mejorar la comodidad del paciente. Los precios de los cojines anti-presión van desde los 20 euros los modelos básicos de algodón y espuma; a 50-100 euros los viscoelásticos, que son los más habituales; o 100-250 euros los de aire, con una tecnología similar a los colchones antidolor de aire.
  • Recurrir a un cubrecolchón antiescaras (45-150 euros), también ayuda, pues ofrecen un soporte más suave y transpirable, manteniendo la piel más seca y protegida de infecciones.
  • Un buen colchón es un elemento fundamental: en algunos casos es preciso recurrir a productos específicos, los colchones antiescaras, 

¿Necesitas un colchón antiescaras?

Para prestar la mejor atención posible a la persona inmovilizada, ya sea de manera temporal o permanente, es fundamental contar con asesoramiento profesional (médico de cabecera, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, etc.) y evaluar las necesidades reales.

Viscolástico, una primera opción

Algunos tipos de colchones comunes, como el viscoelástico, por sus características, pueden ser adecuados para personas que están inmovilizadas de forma temporal, o a las que se puede mover o pueden moverse. Hay distintas marcas de colchones visco: Tempur es la referencia en colchón viscoelástico; pero también hay colchones fabricados con espumas de fuerte efecto viscoelástico, como el Sojamax de Maxcolchón, el Lumbocare de Dormitory o el Memory Black de Tiendahome.

Si buscas un colchón adecuado que puedas seguir utilizando una vez resuelta la situación de enfermedad, te ayudamos a elegir entre decenas de modelos, comparando características como soporte corporal, evacuación del sudor, elasticidad y durabilidad:

Consulta nuestro comparador

Los mejores colchones con capa visco

80 MUY BUENA
CALIDAD
MEJOR
DEL ANÁLISIS
Colchones
Desde 171,70 

En el caso de que la situación requiera el uso de un colchón antiescaras, hay muchas opciones disponibles, incluidos colchones ajustables de alta tecnología que brindan reposicionamiento periódico para pacientes que están completamente inmóviles.

Colchones antiescaras: cuál elegir 

  • Un colchón de alivio de presión está diseñado para proteger contra las úlceras de decúbito. Brinda soporte para la cabeza y el cuerpo, y redistribuye el peso de una persona, con la intención de reducir la cantidad de presión aplicada a cualquier área del cuerpo. Aliviar y redistribuir la presión reduce la fricción y el cizallamiento (que pueden conducir al desarrollo de úlceras por decúbito). Hay colchones antiescaras de viscoelástica cuestan entre 200 y 250 euros y de espuma de poliuretano entre 100 y 200 euros.
  • Un colchón que se pueda inflar y desinflar regularmente y que permita múltiples posiciones también puede ser muy últil. Muchos tipos de colchones se pueden preestablecer para realizar ajustes automáticos a lo largo del día, de modo que ningún área reciba una exposición prolongada, lo que puede ayudar a prevenir.
  • Un colchón dinámico o de burbujas con un compresor de aire en el que se puedan desinflar las zonas cerca de la llaga debería funcionar mejor. Estos colchones de aire de burbujas se suelen combinar con otro colchón a modo de “topper”.Son de diferentes tipos, según el estado de las escaras del paciente, y los precios varían en consecuencia: los más básicos para escaras estadio 1 se pueden adquirir a partir de 45 euros; para las más avanzadas, escaras en estadio 4, pueden costar hasta 1500 euros. Este tipo de colchones se suelen vender en tiendas de ortopedia.

En qué fijarse al elegir colchón para una persona en cama

Antes de elegir, debes tener en cuenta varias características:

Tamaño. El colchón debe ajustarse bien al tamaño de la base de la cama, de forma segura sin que se deslice por los bordes.

Peso que puede soportar. Antes de comprar un colchón para una persona en esta situación, verifica la capacidad de peso y ten en cuenta el posible aumento de peso del paciente (a veces sucede con personas inmovilizadas por falta de ejercicio). Por ejemplo, si la persona pesa 70 kg, consigue uno que pueda soportar al menos 20 kg más, para estar seguro en caso de que no se pueda controlar el aumento de peso.

Calidad. Ten en cuenta el uso que tendrá el producto: si se va a usar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, o el daño en el cuerpo ya es importante, el colchón debe ser extremadamente cómodo. Si no es así, es posible que tengas que comprar uno nuevo dentro de un tiempo. Puedes optar por un colchón económico en situaciones en las que el producto solo se use de forma preventiva o durante poco tiempo.

Ruido. Los colchones de baja pérdida de aire dependen de un ventilador para bombear aire continuamente día y noche, sin descanso. Algunas personas pueden acostumbrarse a este fuerte ruido de fondo, mientras otras puede que no logren dormir con él. 

Tipos de colchones antiescaras

¿Cuál es el mejor colchón antiescaras? El colchón más adecuado para un caso concreto debe elegirse con la ayuda de un profesional, que debe tener en cuenta las características del paciente: movilidad, peso, edad, condiciones médicas y tiempo de permanencia en el mismo. cama.

También es importante evaluar las condiciones del cuidador: cambiar la posición de un paciente en la cama cada dos o tres horas puede ser complicado y, si el cuidador no es capaz de hacerlo, un colchón de alivio de presión automático de alta tecnología puede ser la mejor solución. El profesional debe explicar las diferentes opciones, tener en cuenta el presupuesto disponible y, en definitiva, enseñar a utilizarlas.

Descubre pros y los contras de varios tipos de colchones antescaras.

Colchones de espuma y viscoelástica

Ventajas

  • Se adapta al cuerpo del paciente con máxima área de apoyo.
  • Reduce el riesgo de cizallamiento con el movimiento.
  • Alivia la presión con el tiempo, al distribuir uniformemente el peso sobre una gran superficie.

Inconvenientes

  • No alivia activamente la presión.

  • Tiende a retener el calor corporal y crea una superficie de sueño más caliente.

  • No es para pacientes con alto riesgo de desarrollar escaras o para los que tienen úlceras de más de grado 1 o 2.

 

Colchones de baja pérdida de aire (LAL)

Ventajas

  • Adecuado para el tratamiento de úlceras por presión en etapa 1 a 4.

  • Superficie de descanso más fresca para mayor comodidad.

  • Ajusta automáticamente la presión sin tener que cambiar la posición del paciente (mientras duerme).

  • Mantiene la piel más seca, lo cual es clave para prevenir el deterioro de la piel.

Inconvenientes

  • Necesita estar siempre conectado a una fuente de alimentación.

  • Hace ruido, lo que puede perturbar el sueño.

Colchones de aire de presión alterna

Ventajas

  • Es programable.

  • Calma los dolores y molestias musculares.

  • Previene problemas de piel.

  • Es fácil de usar y limpiar.

  • Reduce la humedad alrededor del cuerpo.

Inconvenientes

  • Mayor coste en el consumo de energía.

  • Hace ruido, puede perturbar el sueño.

Colchones de baja pérdida de aire con presión alterna

Ventajas

  • Combina los beneficios de los colchones de baja pérdida de aire y de presión alterna.

  • Previene y trata las lesiones cutáneas por presión.

  • Redistribuye la presión en toda la superficie.

  • El modo estático permite el tratamiento, junto a la cama sin interrumpir la terapia de alivio de la presión.

Inconvenientes

  • Solo para camas de hospital, no cabe en una cama estándar.

  • Debe estar enchufado a una fuente eléctrica en todo momento.