Guía de compra

Guía de compra de calderas

20 abril 2016

20 abril 2016

Elegir la caldera responsable de proporcionar calefacción y agua caliente a nuestra casa no siempre es fácil. A la hora de elegir debes pesar cuestiones como el precio y el gasto anual que supone su consumo.

¿Qué caldera escoger?

Desde 2010 todas las calderas deben de ser de circuito estanco. El dilema se plantea entre las calderas de condensación y las calderas estándar.

  • Calderas de condensación. Su sistema se caracteriza por condensar buena parte del vapor de agua que contienen sus gases de combustión. El calor extraído por la condensación de los gases es aprovechado por la propia caldera, lo que tiene como resultado un rendimiento muy superior al de las calderas convencionales. Además, por su inferior consumo y emisiones, resultan más ecológicas. Precio: unos 300 euros más que las estándar.
  • Calderas estándar. Para funcionar requieren calentar mucho más el agua, por lo que también gastan más y son menos eficientes. A pesar de eso, son más baratas y no hará falta hacer obra para el desagüe de condensados.

La pregunta clave a la hora de comprar es si esa mayor eficiencia de las calderas de compensación, compensa lo que se paga de más por ellas. La respuesta es sí... pero la amortización no es inmediata.

Hasta 1.000 euros menos según la tienda

Nuestro estudio de precios indica diferencias realmente significativas entre comprar en un comercio u otro. En el caso de nuestra compra maestra puede ser de 820 euros. En otros modelos, ha llegado a superar los 1.000 euros.

Por tanto, el consejo es que no te limites a visitar una sola tienda. Incluso si puedes, espera a que tu Comunidad Autónoma ponga en marcha un Plan Renove de Calderas, ya que las bonificaciones oscilan entre los 255 y los 400 euros.

Revisa tu caldera

Asegúrate de que tu equipo funciona de forma correcta, para así garantizar su eficiencia energética, seguridad durabilidad. Por lo general, las compañías comercializadoras y fabricantes de calderas venden un servicio de mantenimiento que incluye esta revisión. Si esta opción no te convence, siempre puedes contratar a un profesional independiente para que realice este trabajo.

  • Aire acondicionado (hasta 12 kW): cada 4 años.
  • Calentadores de agua (hasta 24,4kW): cada 5 años.
  • Calderas de gas: cada 2 años.
  • Otras calderas (gasóleo, pellet, etc.): todos los años.

Imprimir Enviar por email