Informe

Ahorrar energía sin cambiar de radiadores

14 enero 2014
Ahorro calefacción

14 enero 2014

La calefacción supone el 47% de lo que gastamos en energía en nuestra casa. Te proponemos una triple estrategia para ahorrar más de 40 euros cada invierno: cabezas digitales en los radiadores, ajustar la temperatura y programar el uso horario.

Trucos para ahorrar en calefacción con los radiatores

Un radiador calienta más o menos dependiendo del caudal de agua que circule por su interior. Si cortamos el paso del agua, el radiador deja de calentar, y cuanta más agua pase, más calentará. Los radiadores utilizan válvulas para su encendido y apagado, así como para regular la temperatura.

Hay dos tipos de válvulas: las manuales y las termostatizables. Las válvulas manuales solo permiten abrir o cerrar el radiador. Sin embargo, con las válvulas termostatizables se puede regular el flujo de agua en función de la temperatura de la sala. Dentro de las válvulas termostatizables, a su vez, podemos encontrar dos tipos de cabezales: el cabezal termostático clásico y el novedoso cabezal digital, con el que optimizaremos aún más nuestros radiadores.

En la siguiente imagen podemos ver un radiador con válvula manual:

radiador con válvula manual

 

A continuación, un radiador con válvula termostatizable y cabezal termostático clásico:

 

radiador con válvula termostatizable

 

Cabezales digitales programables

Solo con regular la calefacción puedes ahorrar 20 euros al mes

Existen en el mercado cabezales digitales o electrónicas sencillas que no superan los 30 euros. Si se necesitase colocar válvulas termostatizables, su precio medio ronda entre los 15 y los 40 euros, dependiendo del tipo de radiador y del coste de la mano de obra de la zona.  

La siguiente imagen muestra un cabezal electrónico:

Cabezales digitales programables

Cabezales digitales con radiofrecuencia

Si al cabezal programable añadimos el funcionamiento del cronotermostato de la caldera ahorramos otros 25 euros al mes. De esta manera, seleccionamos tanto el tiempo que queremos tener encendida la caldera produciendo agua caliente como la temperatura que deseamos para cada momento en cada habitación.

El precio del cronotermostato es de 50 euros. 

Aquí vemos un ejemplo de cronotermostato:

 Cabezales digitales con radiofrecuencia

 

El control remoto permite el máximo ahorro

Además de todo lo anterior, el sistema puede ser manejado desde fuera de la vivienda a través del teléfono móvil. Esto nos permite ajustar el horario de funcionamiento antes de ir a casa o justo cuando nos hemos ido.

Una solución completa de cronotermostato radiofrecuencia controlado a través del móvil y 4 cabezales digitales con radiofrecuencia rondaría los 400 euros, pero el ahorro mensual superaría los 40 euros (siempre y cuando se realicen las programaciones horarias y se ajusten las temperaturas a las recomendaciones indicadas por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía, donde por cada grado de más el consumo sube un 7%).

Se considera que una temperatura de 20 grados centígrados es suficiente para mantener el confort en una vivienda.  

Un equipo de control remoto:

 control remoto permite el máximo ahorro