Guía de compra

Guía de compra de aire acondicionado

22 abril 2016

22 abril 2016

Aparatos “split” fijos y “multi split”

Tienen como mínimo dos elementos: una unidad externa, donde está el compresor; y una o varias internas con el evaporador, el ventilador y el cuadro de mandos.

  • Ventajas: amplia potencia frigorífica, son silenciosos, presentan un buen rendimiento energético. Los modelos que disponen de bomba de calor sirven para calentar.
  • Inconvenientes: debe instalarlo un profesional, no garantizan que se renueve el aire.

Aparatos split móviles

Tienen una unidad externa y otra interna enlazadas por un tubo por el que circula el líquido refrigerante, la corriente eléctrica y por el que se evacua el agua de condensación.

  • Ventajas: se pueden desplazar y no es necesario que los instale un profesional.
  • Inconvenientes: su potencia frigorífica es limitada, resultan ruidosos, el rendimiento energético es inferior que en los aparatos fijos y son bastante pesados.

Aparatos mono bloque móviles

Estos aparatos constan de una única unidad interna. Funcionan eliminando el calor y expulsando el aire caliente hacia el exterior con la ayuda de un tubo articulado.

  • Ventajas: se pueden desplazar, cualquiera puede instalarlos y permiten la renovación del aire de la habitación.
  • Inconvenientes: poca potencia frigorífica, consumen mucho para la eficacia que tienen, resultan ruidosos y aunque son móviles, se manejan con dificultad.

Qué potencia necesitas

Cuánta mayor sea la superficie que quieres acondicionar, (cuantas más habitaciones) más potencia necesitarás. Si se trata de un split fijo, más unidades externas.

La media de gasto es de unas 100 frigorías por metro cuadrado/hora. De modo general, se necesitan 3.000 frigorías/hora para una habitación de 30 m2. Eso sí, una vivienda orientada al sur necesita más potencia. Este también es el caso de los inmuebles cuyas pareces, ventanas, suelos o techos están mal aislados.

El número de personas que convivan en casa, junto con la mayor o menor presencia de luces y aparatos eléctricos, también influyen porque pueden generar calor. 

Con nuestra aplicación podrás calcular cual es la potencia en la instalación de aire acondicionado adecuada para ti, en función de tus necesidades y las características de tu vivienda.

Prepara el monedero

Para ahorrar en el momento de la compra, trata de hacerla con suficiente antelación y, sobre todo, compara precios.

Ten en cuenta también que el precio de compra no es lo único que te costará del aire acondicionado: al cabo del año, el consumo de electricidad puede suponer un buen pico. Por eso, nuestro consejo es que elijas un aparato de clase energética A+++, que es el índice mejor posible, según el sistema de clasificación energética. Un modelo de clase inferior resultará más caro a la larga por el mayor gasto eléctrico.

El coste anual de la energía viene determinado tanto por el consumo del aparato, como por la zona climática donde vivas y las características de tu vivienda: dimensiones, orientación de las habitaciones, grado de aislamiento... Para que te hagas una idea, el coste anual en una casa bien aislada, situada en una zona donde los inviernos no sean muy fríos, puede rondar los 80 euros; unos 50 euros si se trata de un aparato inverter.

La limpieza importa

La limpieza de uno de estos aparatos es fundamental para prevenir alergias, eliminar polvo, polen y fibras. Pero lo más importante, para que pueda funcionar de la forma más eficiente. Si eres de los que amortizas el uso de tu aparato e incluso lo usas como calefacción, te recomendamos que revises los filtros con más frecuencia.

Para saber cuándo los filtros están sucios, sacúdelos en un folio blanco y si sale polvillo es que debes de limpiarlos. Lávalos SIEMPRE con agua fría, déjalos secar a la sombra y una vez secos, puedes volver a colocarlos. Nunca utilices agua caliente (deforma los filtros), ni productos inflamables, ya que podrían incendiarse.

Modo ECO, ahorra energía

El modo ECO nos permite ahorrar energía sin que nuestro aparato pierda eficiencia. Prácticamente todos los aires acondicionados del mercado disponen de este modo, aunque varían enormemente dependiendo de la marca y modelo. Los modo ECO más comunes con los que te puedes encontrar son Econo cool, Smart saver, Economy yEnergy control mode.


Imprimir Enviar por email