Consejos

Cómo evitar que tu Smart TV se vuelva tonta

31 julio 2017
smart tv

31 julio 2017

La obsolescencia es un hecho y, paradójicamente, se deja sentir especialmente en tecnología puntera. Las Smart TV no son una excepción: las primeras teles inteligentes que asombraron a todos están perdiendo facultades… Hay alternativas para seguir estando al día sin cambiar de televisor.

Tu tele puntera ¿obsoleta?

Un televisor inteligente de buena calidad comprado en 2010, bien cuidado, todavía podría tener por delante varios años de vida útil… pero no es así. 

Probamos las Smart TV

Queremos conocer el ciclo de vida de las televisiones inteligentes, para tratar de evitar el problema de la desactualización precoz del sistema operativo de los Smart TV.

Para eso hemos comparado dos modelos de Smart TV de los principales fabricantes (LG, Panasonic, Philips, Sony y Samsung, todos ellos de 2015) y otros 3 modelos de Smart TV Samsung de 2010 a 2014. En cada modelo se instalaban (si no lo estaban) las aplicaciones más populares entre los consumidores: YouTube, Netflix, Spotify, Amazon Prime Video, Google Play Movies y Movistar+.

En general, no había problemas, salvo en el Samsung más antiguo, de 2010, donde no funcionaba ninguna de ellas.

Sin actualizaciones del sistema operativo

Una de las grandes ventajas de los Smart TV es que tienen conexión a Internet y permiten ver contenidos online. Pero esa ventaja puede ser también su punto débil

En algunos casos, el sistema operativo se desactualizada rápidamente. Como el funcionamiento de los servicios de streaming depende de la disponibilidad de las últimas actualizaciones de los fabricantes, pasados unos años esas actualizaciones directamente no existen. Un ejemplo: la aplicación Skype, preinstalada en televisores de Samsung y de LG, que también podía ser instalada en Sony y Panasonic, pero en 2016 ya no está disponible en las plataformas de Smart TV.

Que el sistema operativo quede obsoleto, sin soporte del fabricante, es un problema, pues al menos en teoría la vida útil de estos productos debería ser mayor. A veces es el fabricante de la tele, otras veces, el responsable de la apliación, pero el hecho cierto es que de repente el usuario ya no puede usar su tele como antes.

Desde OCU pensamos que el fabricante debería negociar con las empresas proveedoras de las apps y garantizar un período mínimo de disponibilidad de las aplicaciones que vienen preinstaladas en el aparato. 


Imprimir Enviar por email