Noticia

Tratamientos contra el cáncer ¿por qué tan caros?

15 noviembre 2017
Inmunoterapia: tratamiento contra el cáncer

15 noviembre 2017

La inmunoterapia es una nueva alternativa para acabar con diferentes tipos de cáncer. Una buena noticia tan solo empañada por los precios que las compañías Novartis y Gilead han fijado para dos de sus modalidades: alrededor de 400 mil dólares. Tanto en OCU como en No es Sano lo consideramos excesivo.

La cirugía, la quimioterapia y la radioterapia han sido hasta hoy el arsenal terapéutico utilizado para combatir los diferentes tipos de cáncer. Sin embargo, en la última década, se ha desarrollado un nuevo tipo de tratamiento que empieza a posicionarse como una de las alternativas con más futuro para acabar con esta enfermedad, la inmunoterapia, que modifica las propias células del sistema inmunitario del paciente para que detecte y destruya a las células causantes del cáncer.

Tratamientos demasiado caros

Dos son las compañías que acaban de lanzar dos nuevas terapias contra la leucemia, la de Novartis a un precio de 475.000 dólares y la de Gilead a 373.000 dólares.  Una cantidad excesiva, teniendo en cuenta que la investigación se ha realizado, en parte, con fondos públicos. En OCU nos tememos que esta cantidad será tomada como referencia para su venta en Europa y por eso queremos saber las razones que han llevado a estas compañías a fijar un precio tan alto.

La Organización de Consumidores, que promueve la campaña No es Sano, ha enviado una carta dirigida a los presidentes de Novartis y Gilead en España y a sus sedes centrales para trasladarles la enorme preocupación que suponen los precios de estas nuevas terapias y conocer los criterios que se han empleado para imponer dichos precios.

OCU cuestiona el coste de los nuevos tratamientos de Gilead y Novartis, entre otras razones porque estos tratamientos se han desarrollado en numerosos centros públicos de todo el mundo con fondos procedentes de la recaudación de impuestos de ciudadanos y ciudadanas. Solo en EEUU, las instituciones públicas han invertido más de 200 millones de dólares desde 1993 en el desarrollo de estas terapias.

Esperamos impacientes una respuesta para conocer sus razones.


Imprimir Enviar por email