Noticia

¿Nuevos medicamentos? Sí... sin sacrificar garantías

12 mayo 2016
pastillas

12 mayo 2016

Es frecuente encontrar en prensa referencias a nuevos y prometedores fármacos capaces de resolver algunas patologías. Son buenas noticias, pero no hay que precipitarse: para garantizar la seguridad de los pacientes, hay que evitar autorizaciones prematuras.

Cuando se anuncia el descubrimiento de un medicamento nuevo y “prometedor” para combatir una dolencia, es lógico que la reacción de los pacientes sea pedir que esté disponible cuanto antes y a un precio asequible. Es comprensible también que, en situaciones de extrema necesidad, las autoridades aceleren la entrada de este tipo de fármacos, rebajando los controles y las medidas de seguridad (nos referimos a casos en los que no haya medicinas para tratar una enfermedad que puede ser mortal o muy discapacitante), pero esto debe ser siempre una situación excepcional.

Respetar tiempos y garantías

Lamentablemente, en los últimos años las autorizaciones prematuras de fármacos nuevos han dejado de ser la excepción y van camino de convertirse en la regla, algo que beneficia, y mucho, a la industria, pero a la larga, quizá no tanto a los usuarios. Desde OCU no estamos de acuerdo con esto: hay que evitar precipitarse, por la seguridad de los pacientes.

Sin riesgos

Los consumidores queremos poder beneficiarnos de los avances en innovación, pero sin correr riesgos que pudieran poner en peligro nuestra salud. Es importante recibir toda a información sobre el medicamento en cuestión y tener claro que:

  • Los ensayos previos en los nuevos medicamentos no son exhaustivos.
  • Tomar uno de estos medicamentos es exponerse a riesgos similares a los de participar como voluntario en un ensayo clínico (pero sin las mismas garantías por compensación por daños, por ejemplo).
  • Reducir los estándares de seguridad y calidad que no son de extrema necesidad solo para acortar plazos y poder comercializarlos antes no es admisible.

En cualquier caso, si con el tiempo los perjuicios de un fármaco superan a los beneficios, debe retirarse cuanto antes del mercado.


Imprimir Enviar por email