Informe

Negligencias médicas, cómo reclamar

19 enero 2017
transparencia be

Sufrir una negligencia médica es una situación dolorosa, que puede tener consecuencias muy graves. Si crees que has podido ser víctima de una negligencia o error médico y quieres reclamar, tendrás más posibilidades de éxito siguiendo ciertos pasos, pero ya te adelantamos que suelen ser procesos largos y de resultado incierto.

Hay negligencia si no ponen todos los medios

¿Y cuándo se entiende que ha habido una negligencia médica? Está claro que los médicos no te pueden garantizar la curación. Su obligación consiste solo en poner todos los medios científicos y tecnológicos a su alcance (conforme a la “lex artis” de su profesión) para recuperar la salud de sus pacientes y actuar en todo momento conforme a los estándares médicos admitidos en la profesión para casos similares.

Por tanto, se trata de una “obligación de medios” tanto cuando se trata de curar una enfermedad o una lesión, como cuando te sometes a una actuación no estrictamente necesaria para tu salud, como puede ser una intervención de cirugía estética, una vasectomía o una ortodoncia, aunque en ese caso los médicos también están obligados hasta cierto punto a conseguir un resultado concreto. Es lo que se conoce como medicina “satisfactiva, voluntaria o de resultados”.

Entre las negligencias o errores médicos más comunes están:

  • los retrasos o errores en el diagnóstico,
  • las intervenciones quirúrgicas que ocasionan lesiones al paciente,
  • las infecciones hospitalarias o
  • las demoras en urgencias.

También es un error no dar una buena información previa o no obtener el consentimiento informado