Informe

Técnicas de diagnóstico: TAC o escáner

05 noviembre 2017
tac-craneal

05 noviembre 2017

El TAC o escáner utiliza un equipo especial de rayos X que, gracias a un ordenador, permite obtener cortes o secciones transversales del organismo. Es un sistema mucho más sensible que la radiografía clásica a la hora de diferenciar los órganos internos, al coste de mayores dosis de radiación. 

¿Qué es un TAC?

La tomografía axial computarizada (TAC), tomografía computarizada (TC) o, simplemente, escáner es una prueba de diagnóstico por imagen que utiliza rayos X como hacen las radiografías convencionales, aunque con una capacidad mayor de diferenciar los órganos internos. Eso sí, al coste de que nuestro organismo reciba mayores dosis de radiación. 

Entre otros usos, el TAC puede servir para:

  • Detectar tumores, hemorragias, trombosis y ciertas malformaciones del cerebro.  
  • Estudiar la columna vertebral y los elementos nerviosos protegidos por las vértebras.
  • Estudiar fracturas.
  • Examinar el corazón, los vasos sanguíneos, los pulmones, el hígado, los riñones, etc.
  • Determinar si un tumor es localizado o ya se ha extendido a otros órganos.
  • Evaluar la evolución de la enfermedad cancerosa y la respuesta al tratamiento.
  • Tras haber sido detectada una lesión sospechada, puede servir de soporte a una posible biopsia (recogida de un fragmento del tejido).

Imprimir Enviar por email