Informe

Servicios funerarios: morir sale caro

31 octubre 2017
funeraria

31 octubre 2017

Morirse no resulta precisamente barato. Si sumamos los costes del velatorio, el ataúd, la inhumación o incineración, además de flores, coche, esquelas, etc. el precio se puede disparar. De media, un entierro sencillo supera los 3.500 euros... pero hay grandes diferencias. Es difícil tener de antemano información que ayude a elegir: es un sector poco transparente y con poca competencia.

Las funerarias no informan

El sector de las funerarias no destaca precisamente por su transparencia. Un completo estudio realizado por OCU hace algún tiempo ponía el foco en la difícultad para los consumidores de tener información, presupuestos sobre las distintas alternativas. ¿Es más caro un entierro o una incineración? ¿Qué debo contratar para un entierro "digno" pero sin lujos?

Poca información...

Según comprobó OCU en 2013, un sepelio discreto cuesta de media unos 3.500 euros... pero este es un dato dificil de conseguir, pues las funerarias dan una información escasa y poco clara. Llegado el momento, el consumidor que tiene que contratar unos servicios funerarios se encuentra con pocas opciones de elección, bien porque apenas hay competencia (así sucede en algunas ciudades todavía), bien porque no tiene información para poder comparar.

... y poca competencia

La liberalización del sector de las funerarias, con la supresión de los monopolios municipales, arrancó en 1996, hace más de veinte años. Desde entonces, en muchos lugares junto a los servicios funerarios municipales se han ido instalando nuevas empresas privadas que ofertan sus servicios, pero no en todos los sitios es así. Sin embargo, en las ciudades donde hay más competencia los precios del servicio son también más ajustados.

Un estudio realizado por OCU hace un tiempo revelaba que:

  • Un entierro sencillo pero completo costaba de media unos 3.500 euros.
  • Según la encuesta de OCU, en Cuenca, Tenerife o Las Palmas un entierro cuesta la mitad que en Vigo o Ciudad Real... y mucho menos que en Tarragona y Barcelona, que en 2013 eran las ciudades con los servicios funerarios más caros. En algunas ciudades había grandes diferencias de precio, tantas, que era posible un ahorro de más de 2.000 euros en ciudades como Alicante, Madrid o Valencia, pero en general, las diferencias existían en todas las ciudades, y el ahorro medio entre las funerarias más caras y más baratas de una ciudad asciende a 900 euros
  • La concurrencia de ofertas se traduce en un mayor abanico de precios.
  • Incinerar solo supone un ahorro notable en unas pocas ciudades pues, en general, los precios están correlacionados: a entierros baratos, cremaciones baratas y al revés. Si es cierto que en algunos casos, las empresas funerarias facilitan un féretro más económico si se opta por la incineración.

Lo que hemos comprobado es que el precio del cementerio marca diferencias e influye en el coste total que debe pagar el usuario.


Imprimir Enviar por email