Noticia

¿Hipotecado? Te quieren cargar las fusiones

15 octubre 2020
Los gastos de fusión bancaria no los pagas tú

Los registradores te cargan gastos que no te corresponden cuando acabas de pagar la hipoteca y la quieres cancelar. Aunque el propio Tribunal Supremo les quita la razón, el sistema alienta los abusos y hace casi imposible reclamar la devolución del dinero. El reconocimiento de la injusticia es bueno, pero sería aún mejor si se allanara el camino para recuperar lo injustamente pagado.

Busca el concepto "fusión banco"

Si has acabado de pagar tu hipoteca y la quieres cancelar en el Registro de la Propiedad, fíjate en qué conceptos figuran en la minuta del registrador, porque no todos están justificados.

En concreto, es habitual que te quieran cobrar un importe correspondiente a honorarios por “fusión banco” o algo que suena parecido.

Esta práctica empezó a extenderse después de la reestructuración bancaria que se produjo con la anterior crisis y no debería perpetuarse por muchas fusiones que haya ahora y en el futuro. Claramente se trata de una operación ajena al consumidor, que siempre debería pagar el banco, pero que los registradores cobran al consumidor, seguramente porque les resulta complicado cobrársela al banco.

El Tribunal Supremo da la razón a los consumidores

La cuestión de si los consumidores deben pagar estos gastos derivados de las fusiones bancarias ha llegado al Tribunal Supremo, que en una sentencia del 13 de mayo de 2020 ha resuelto que los consumidores solo deben pagar los aranceles por la cancelación de la hipoteca, pero no el resto de las inscripciones previas que, aunque es necesario hacer, son ajenas al consumidor. Y las fusiones bancarias, y todo lo que conllevan (traspaso de los activos y de su titularidad entre entidades fusionadas) son un asunto de los bancos, en el que los consumidores no intervienen en absoluto.

Por desgracia, no es nuevo que te quieran colar gastos que no te corresponden. Hay que recordar que el Tribunal Supremo, en una sentencia de 4 de junio de 2018 también estimó que los registradores estaban cobrando de más a los consumidores por las cancelaciones de hipotecas.

¿Qué hacer? Reclamar cuanto antes

  • Lo primero que debes hacer es ver si la minuta que te han pasado es correcta, para lo que puedes usar nuestra calculadora:

COMPRUEBA QUE LA MINUTA ESTÁ BIEN

  • Si en tu minuta aparecen conceptos como "escisión banco", “fusión banco” o similares, presenta una reclamación por escrito ante la Junta Directiva del Colegio de Registradores de la Propiedad. El plazo que tienes es de 15 días hábiles (sin tener en cuenta domingos ni festivos), a contar desde la fecha en que hayas recibido la factura. 
  • Si la respuesta no es favorable, puedes recurrir dicha respuesta en un plazo de 10 días hábiles desde haberla recibid, ante la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública (Calle de la Bolsa 8, 28012 Madrid).
  • El paso siguiente, si siguen sin darte la razón, sería acudir a los tribunales de justicia, algo poco operativo como explicamos a continuación.

Todo juega en tu contra

La forma de reclamar que tienes a tu alcance está controlada por los propios notarios y registradores. Las reclamaciones se hacen ante órganos que controlan ellos mismos y como son parte interesada, pues sus interpretaciones afectan directamente a sus ingresos personales, no siempre toman decisiones imparciales.

Tras agotar las posibilidades de reclamación a los órganos notariales y registrales, solo te queda acudir a los tribunales de justicia, pero tienes que hacerlo por la vía contencioso-administrativa, que es muy cara para un particular.

Además, notarios y registradores recurren sistemáticamente todas las sentencias, lo que alarga los juicios años y años, hasta que finalmente es el Tribunal Supremo el que resuelve las cuestiones referentes a sus honorarios.

Y mientras llega la sentencia, miles de consumidores están pagando cantidades que no les corresponden y que jamás podrán reclamar, ya que los registradores alegarán que han prescrito todos los plazos para reclamar por esas facturas de hace años.

Cuidado con los gastos hipotecarios

En OCU tenemos claro que el consumidor no debe correr con estos gastos injustos y seguimos luchando contra ello: aún puedes reclamar los gastos hipotecarios indebidamente cobrados. Súmate y lucha por recuperar tu dinero...

OCU, contra los gastos hipotecarios injustos