Informe

Cruceros, hoteles con la mar de posibilidades

07 agosto 2015
cruce

07 agosto 2015

Cada día amaneces en un lugar distinto que puedes visitar y al regresar al barco tienes multitud de opciones de ocio. Despreocúpate de organizar nada, pues en los cruceros te lo dan todo hecho. Viajar en ellos es una alternativa vacacional que gana adeptos.

Disfrútalo sin sobresaltos

Para no llevarse sorpresas conviene repasar en primer lugar cómo organizarse y afrontar el viaje con ilusión y cabeza a partes iguales. Pero antes de emprenderlo se deben tener en cuenta varios aspectos fundamentales:

Internet ofrece ventajas: La mayoría de las compañías navieras tienen disponible un servicio denominado check in online, que permite rellenar los datos personales y de la reserva a través de Internet, agilizando el proceso de facturación y evitando esperas innecesarias a la hora de embarcar.

Documentos imprescindibles: El pasajero es responsable de llevar consigo los documentos necesarios para poder desplazarse sin problemas, como el pasaporte, con una validez mínima de 6 meses adicionales; el DNI o los visados en vigor, incluyendo los de los menores de edad. La ausencia de estos documentos imposibilitará el desembarque en determinados puertos. Para mayor seguridad, se puede consultar con la naviera o agencia los documentos requeridos en los distintos puertos del itinerario.

Vacunas: Son primordiales para visitar algunos países o bien se recomiendan para acudir a ciertos destinos. El médico de cabecera puede informarte y orientarte en este sentido y valorar cómo pueden afectar a tu organismo.

Bebés a bordo y embarazadas: Existen restricciones especiales a la hora de viajar con bebés. Como norma general, no deben ser menores de 6 meses en el momento del embarque, y deben tener al menos 1 año si se trata de cruceros de larga duración. Respecto a las embarazadas, la política general es que deben llevar menos de 24 semanas de gestación en el momento de comenzar el viaje.

Mayoría de edad: Aunque la mayoría de edad para las compañías europeas se considera desde los 18 años, en el caso de Royal Caribbean, por ejemplo, la edad mínima para viajar solo en el crucero o beber alcohol es de 21 años, siempre que se trate de cruceros con origen en puertos de Estados Unidos y Canadá. Excepcionalmente, las parejas casadas de menos de 21 pero más de 18 podrán viajar solas y los pasajeros de 18 a 21 años podrán consumir bebidas como cerveza y vino con autorización de sus padres.

Restricciones de equipaje: Las navieras suelen restringir el número de bultos, su peso y las dimensiones del equipaje que se lleva a bordo. Por ello, lo mejor es que el viajero consulte estos aspectos a la naviera, ya que las condiciones varían de unas compañías a otras. A veces estas restricciones son flexibles, pero también es cierto que en otros casos sobrepasarlas puede acarrear recargos. Por otra parte, en cruceros que incluyan trayectos en avión, el límite de equipaje lo marcará la aerolínea.

Prohibiciones a bordo: Entre los elementos prohibidos a bordo se incluyen siempre armas, explosivos y drogas, pero además suelen figurar electrodomésticos o utensilios que se calientan con electricidad, como de calentamiento eléctrico (planchas de pelo, secadores, radiadores, etc.). En la mayoría de barcos, además, está restringida o limitada la entrada de comida o bebidas alcohólicas procedentes del exterior. Se recomienda al crucerista que consulte con la naviera los objetos prohibidos.

Embarque: Se realiza entre 1 y 4 horas antes de la salida, dependiendo de la naviera, aunque se recomienda presentarse con tiempo para evitar masificaciones y esperas. Al llegar al barco, el personal estará presente para dar la bienvenida, ayudar al crucerista con cualquier trámite y hacerse cargo del equipaje, que el pasajero recibirá en su cabina un par de horas más tarde.

Objetos de valor o delicados: Si llevas contigo objetos delicados, de valor o documentos personales, no los guardes como parte del equipaje, ya que la naviera no se responsabiliza de la pérdida o el deterioros de los mismos.