Consejos

Cinco alternativas al coche propio

Carsharing y motosharing

carsharing 

Consiste en un alquiler por minutos de un coche o de una moto sin conductor. A menudo se trata de vehículos con motor eléctrico, en cuyo caso carecen de limitaciones para circular y aparcar (gratis) en el centro de la ciudad. Interesante para un uso esporádico, no regular, de lo contrario termina saliendo más barato tener un utilitario en propiedad. Aunque siempre será más barato que utilizar un taxi, Úber o Cabify.

Ventajas

  • Cómodo. Permite disponer de un vehículo durante el tiempo que se quiera como si fuera propio, con todas sus ventajas asociadas, como transportar otras personas u objetos de manera confortable.

 Inconvenientes:

  • Precio. Su coste por minuto oscina entre 0,19 y 0,29 euros. Es decir, entre 4 y 6 euros para un trayecto urbano de seis kilómetros. Claro que a cambio no se paga parking, seguro ni mantenimiento.
  • Limitado solo a algunas ciudades o zonas. De momento este servicio solo se ofrece en Madrid, Barcelona y Bilbao.
Comunidad

Movilidad

Conversaciones relacionadas