Consejos

Puedes ahorrar al comprar un coche nuevo

03 marzo 2015
Coche nuevo

03 marzo 2015

La diferencia en el precio de un mismo modelo de coche nuevo puede ser enorme de un concesionario a otro. Tras visitar 129 concesionarios de 10 ciudades, en OCU hemos visto diferencias de hasta 5.800 euros, un 24%. Ahorrar al comprar coche es posible. Basta con seguir unos pasos.

Para comprar cualquier producto de manera ventajosa, hay que informarse bien sobre todas las posibilidades que el mercado ofrece a los consumidores.

En el caso de la compra de un coche nuevo, las posibilidades se disparan. No es cierta esa vieja creencia de algunos, que indica que los coches cuestan lo mismo en cualquier concesionario oficial de la marca, porque son precios cerrados. Ni mucho menos.

OCU ha observado diferencias en el precio de un mismo coche de hasta 5.800 euros, un 24%, en el caso del mismo modelo de Volkswagen Golf.

Hemos visitado un total de 129 concesionarios de coches de 10 ciudades españolas, preguntando por un modelo de coche con un motor concreto, cinco puertas, sin extras y sin un color concreto, pero con pintura metalizada.

Una vez obtenido el precio, solicitábamos una rebaja. Luego visitábamos otros concesionarios de la misma ciudad y contactábamos de nuevo con el primero, esta vez por teléfono, con la nueva oferta, a ver qué nos volvían a ofrecer.

Algunos de los resultados son realmente sorprendentes y quedan reflejados en este gráfico:

En OCU pedimos, por ejemplo, el precio de un Nissan Qashqai en concesionarios de las 10 ciudades sondeadas y encontramos diferencias en el precio de hasta 3.260 euros. La ciudad más barata en este caso fue Valencia y la más cara Barcelona.

Busca, compara y regatea

Si queremos ahorrar de verdad en la compra de un vehículo, se debe comparar y jugar con unos precios y otros en diferentes concesionarios, incluso de distintas localidades.

  • Para conseguir un mejor precio, lo mejor es acudir en primer lugar a la web oficial. Así obtendremos una referencia, aunque habrá que tener en cuenta que el precio de partida que se indica en algunos concesionarios es superior al precio recomendado por la marca.
  • Se debe solicitar un presupuesto previo por escrito y desglosado, pues se convertirá en una herramienta para el ahorro. Éste debe incluir el precio base del coche, datos generales, modelo y motorización, además de plazo de vigencia del propio presupuesto. Mostrar el presupuesto es una buena opción para que nos mejoren la oferta.
  • La opción de preguntar en concesionarios de otras localidades tampoco debe descartarse.
  • Presionar al concesionario con otras ofertas también puede llevar a una rebaja sustancial, que en nuestro caso llegó a ser hasta de 3.940 euros la primera y la última vez que preguntamos al mismo vendedor.
  • Si vas a adquirir un coche con extras -algo que OCU descartó-, ojo a sus precios, porque suelen incrementar considerablemente el precio final.
  • Cuidado también con el Impuesto de Matriculación, porque varía entre el 0% y el 14,75% dependiendo del nivel de emisiones del automóvil.
  • Los costes de preentrega y matriculación también son libres y pueden varias entre 290 y 900 euros, como hemos certificado en el caso del VW Golf.
  • Poner cara de sorpresa cuando nos comuniquen el precio también suele ir bien, aunque no es que sea un procedimiento muy científico.
  • Por último, estudia las ofertas del concesionario con vehículos de kilómetro cero, de flotas y demás opciones, pues a veces el ahorro es notable.
  • El 96% de los comerciales con los que tratamos nos ofrecieron financiar la compra del coche. Pero cuando le pedimos por escrito las condiciones, tres de cada cuatro se echaron atrás aludiendo a todo tipo de cuestiones peregrinas. Y es que un descuento de 1.500 euros se convierte en un sobrecoste de 600 euros, por lo que denunciamos la falta de transparencia en las condiciones de contratación y emplazamos a las autoridades de consumo a que vigilen estas prácticas.

Novedades en el PIVE 7

El Gobierno ha puesto en marcha el Plan PIVE 7, de incentivos a la compra de vehículos, que es otra ampliación de planes precedentes con dos novedades. Este plan está dotado con 175 millones de euros y ofrece ayudas de hasta 2.000 euros a cambio de achatarrar un coche con más de diez años.

Las dos novedades del plan PIVE 7 con respecto a planes anteriores son que para beneficiarse de él, el vehículo a dar de baja deberá tener pasada la ITV y que el beneficiario de las ayudas habrá de ser el titular del coche que será achatarrado durante al menos un año antes de la compra del nuevo vehículo.


Imprimir Enviar por email