Noticia

¿Qué pasó con la carne de caballo?

06 marzo 2014
Carne de caballo

06 marzo 2014

Un año después del escándalo de la carne de caballo, la lucha de OCU da sus frutos. Queda mucho por hacer, pero lo que comemos hoy pasa por más controles que ayer. Todo empezó con una hamburguesa... y terminará cuando el consumidor tenga toda la información a su alcance.

Hace más de 1 año los análisis de OCU detectaron carne de caballo en hamburguesas envasadas de ternera.

Pocos días antes lo mismo había ocurrido en Irlanda, y en cuestión de semanas se encontró carne de caballo en hamburguesas y lasañas de toda Europa.

Nunca llegó a ser un problema de seguridad alimentaria, pero tuvo un justificado impacto mediático: lo que te vendían y lo que realmente comprabas no era lo mismo (= fraude).

¿Qué ha cambiado desde entonces?

La Ley ha mejorado

  • 1. Se descartaron riesgos: además de análisis en varios países para cuantificar el alcance del fraude, se buscaron trazas de fenilbutazona (analgésico para caballos). Se concluyó que no había riesgo alimentario.
  • 2. Se perfeccionó la coordinación entre países: los fraudes alimentarios que ocurran en un país serán rápidamente comunicados al resto de la Unión Europea para que busquen fraudes similares (en los mismos proveedores o materias primas) y para que el producto sea retirado de todos los mercados. 

  • 3. La policía podrá intervenir: la Europol (la Interpol europea) investigará los fraudes alimentarios.  
  • 4. Caballos bajo control: ahora todos deben contar con un "pasaporte" en el que figura información sobre su salud y los tratamientos veterinarios recibidos.

Lo que queda por hacer

La lucha no cesa y no pararemos hasta que el consumidor disponga de toda la información sobre lo que come.  

A día de hoy, estos son los principales frentes abiertos:   

  • Los controles en los mataderos: están intentando cambiarlos para que dependan exclusivamente del personal propio y no de los inspectores oficiales. Esta medida no solucionará nada y aumentará la desconfianza (que ya es alta).
  • El origen de los alimentos: OCU sigue presionando para que en la etiqueta de diversos productos (especialmente cárnicos) se incluya el origen de todos los ingredientes. Durante el desafortunado episodio de las hamburguesas, comprobamos que la carne pasaba por diferentes países y cambiaba de manos antes de llegar al consumidor.

 


Imprimir Enviar por email