Noticia

Tasa del azúcar en Cataluña: sí, pero…

Un año después de su aplicación, ¿ha surtido efecto la imposición de la tasa del azúcar en Cataluña? Pese a que desde OCU consideramos que este tipo de medidas no son las más efectivas para conseguir cambiar a mejor los hábitos dietéticos, los datos de un reciente estudio muestran una reducción del consumo, lo que nos lleva a matizar nuestra primera impresión.

25 junio 2018
azucar hucha

Hace poco más de un año entró en vigor en Cataluña una nueva tasa que gravaba las bebidas azucaradas envasadas. Esta medida, similar a la que se había adoptado en algunos países de nuestro entorno, tenía como finalidad reducir el consumo de estas bebidas, que tienen un innegable efecto negativo en la salud de la población.

OCU apuesta por el cambio de hábitos

Cuando se optó por imponer la tasa, desde OCU nos mostramos escépticos ante la eficacia de este tipo de medidas para luchar contra el consumo excesivo de azúcar y combatir sobrepeso y obesidad, e insistíamos en la necesidad de un cambio más profundo en los hábitos para que ese efecto se dejara realmente sentir. Distintos motivos justificaban nuestra reticencias

  • El impuesto no afectaba a todas las bebidas, sino que productos que pueden tener contenidos en azúcar iguales o incluso mayores que los refrescos quedaban fuera de esa tasa del azúcar (es el caso de leches fermentadas y yogures para beber).
  • El gravamen era poco significativo: según nuestros cálculos, apenas 0,03 euros más en una lata, una cantidad insuficiente para motivar a los consumidores a modificar sus hábitos dietéticos.
  • Dejar de usar azúcar pero sustituirlo por edulcorantes no resuelve el problema, ya que se sigue fomentando el gusto por lo dulce.

Desde OCU insistimos en que lo ideal es que los productos tengan el menor contenido posible en azúcares, como la mejor manera de ir habituando a los consumidores a desarrollar un gusto por los alimentos menos dulces. Aun así, el gravamen de los refrescos empieza a dar resultado

Los datos avalan la eficacia de la tasa 

Los datos preliminares de una investigación realizada por la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, en colaboración con OCU, muestran que la frecuencia de consumo habitual de refrescos azucarados ha caído un 25% en Cataluña desde que implantó la tasa, hace un año.

Estos datos son positivos, pues suponen un cambio en los hábitos dietéticos de la población sujeta a esa medida. El estudio también pone de manifiesto que la reducción del consumo de bebidas azucaradas no implica que se hayan sustituido por otras bebidas edulcoradas no sujetas a gravamen.

Con todo, hay que matizar que la tasa supone incrementar el precio de las bebidas en un par de céntimos, mientras que en este último año las latas de refrescos, de media, han subido 6 céntimos (el doble de lo que suponía el impuesto)… nos tememos que, más que la tasa en sí, ha sido el aumento de precio lo que ha influido en el cambio.  

¿Estamos por fin asistiendo a un cambio hacia productos con sabor menos dulce? Esperemos que sí.

El plan de mejora, en marcha

La tasa del azúcar en Cataluña no ha sido la única iniciativa destinada a mejorar los hábitos nutricionales. El reciente Plan de mejora de la composición de los alimentos y bebidas elaborado por AECOSAN también tiene ese objetivo: este proyecto busca reformular los productos de tal forma que disminuyan su contenido en grasas, azúcares o sal sin aumentar el aporte calórico. Cabe esperar que este plan tenga un impacto mayor, pues afecta a más productos, y que la mejora de la dieta y la salud de los consumidores no pase factura a su bolsillo.  

¿Nuestra recomendación? Productos frescos

En OCU lo tenemos claro: la mejor medida para que nuestra salud se vea beneficiada es invertir en productos frescos, productos que están exentos del gravamen y de la reformulación. Una dieta basada en esos alimentos, donde fruta, verdura, cereales, huevos, carne o pescado prevalezcan sobre los productos procesados, es garantía de una nutrición completa, equilibrada y saludable.


Imprimir Enviar por email