Noticia

Las dudas razonables de la tasa de azúcar

30 abril 2017
tasa bebidas azucaradas

30 abril 2017

Las bebidas azucaradas son aquellas que contienen edulcorantes calóricos añadidos como refrescos, yogures bebibles o bebidas alcohólicas entre otras. Entonces ¿por qué el impuesto sobre bebidas azucaradas que entra en vigor el 1 de mayo en Cataluña grava solo a unas bebidas y no a todas como alternativa a mejorar la salud de la población? 

El objeto de este impuesto es “gravar el consumo de bebidas azucaradas envasadas por sus graves efectos en la salud de la población”, lamentamos que entre los objetivos principales de la norma no se encuentre el combatir la obesidad de la población.

Es importante saber que las bebidas azucaradas son aquellas que contienen edulcorantes calóricos añadidos, como el azúcar, la miel, la fructosa, sacarosa, jarabe de maíz, jarabe de arce, néctar o jarabe de agave y jarabe de arroz.

Las bebidas que sí

Las bebidas azucaradas que están sujetas al impuesto son: refrescos, bebidas de néctar de frutas, bebidas isotónicas, bebidas a base de té o café, bebidas energéticas, leches endulzadas, bebidas vegetales, batidos y bebidas mixtas de leche y fruta, y las aguas con sabores.

Así que lo que habrá que pagar de más será de 0,08 € /L para aquellas bebidas con un contenido de azúcar entre 5 y 8% y de 0,12 € /L para un contenido de azúcar superior a 8%. Es decir que a partir de ahora has de buscar los centimos de tu bolsillo.

  • Una lata de una bebida a base de té con 7,7% de azúcar en lugar de valer 0,60 €, pasará a costar 0,63 euros.
  • Una lata de Coca Cola (10,4% de azúcar) normal en lugar de valer 0,50 € costará 0,53 euros.
  • Una lata de Monster (12% de azúcar) en lugar de 1,25 € serán 1,31 euros.

En opinión de OCU, un par de céntimos no parece suficiente para cambiar los hábitos dietéticos de los consumidores. Aunque sí que tenga importantes efectos positivos en las arcas públicas.

Las bebidas que no

Quedan excluidos otras bebidas azucaradas como los yogures bebibles, las leches fermentadas bebibles, y las bebidas alcohólicas. ¿por qué si también son bebidas con un alto contenido en azucares y por tanto los mismos efectos perjudiciales sobre la salud?

Si el objetivo es desincentivar el consumo de bebidas con azúcares añadidos ¿por qué no incluir todas las bebidas, incluidas las alcohólicas y las leches fermentadas? Si se opta por esta solución vía impuestos ¿Por qué no hacer que el gravamen sea realmente desincentivador?

Resulta sorprendente que por ejemplo un Actimel fresa con un 12,8% de azúcar quede exento. 

Medidas tributarias no, reducir la obesidad sí

OCU considera que la solución se encuentra en consumir menos azúcar y no pagar más por él. Por tanto, la mejor alternativa para mejorar la salud de la población y reducir la obesidad es educar al paladar a comer productos menos dulces.

Para OCU lo fundamental es que las bebidas azucaradas tengan el menor contenido posible de azúcar tal y como se demandaba en la campaña Menos azúcar, más sano sin que sea sustituido por edulcorantes. 

menos azucar, más sano