Informe

Cómo se llama el azúcar que comemos

08 noviembre 2017
azúcar natural vs azúcar añadido

08 noviembre 2017

Las etiquetas nutricionales de los productos que consumimos no dan toda la información que nos gustaría respecto al azúcar. Te explicamos por qué y sobre todo, cómo debería aparecer para saber exactamente qué tipo de azúcar estamos comiendo.

Si en la elaboración de un alimento no se añaden azúcares como el monosacárido (fructosa, glucosa, etc.), el disacárido (sacarosa, lactosa, etc.) o ningún alimento utilizado por sus propiedades edulcorantes (zumo concentrado, jarabe, miel...), la legislación permite que en el etiquetado se lea solamente: contiene azúcares naturalmente presentes. Esto es casi como no decir nada, porque pongamos que nos comemos un yogur natural de cualquier marca. Si leemos su información nutricional sabremos que por un yogur de 125 g, nos estamos comiendo 4,9 g de azúcares inherentes al producto. Lo que no sabrás, porque no te lo dicen, es que ese azúcar es lactosa y está naturalmente presente en la leche.

Yogur natural

¿Qué leemos en la etiqueta de un yogur azucarado?

Supongamos ahora que nos comemos un yogur natural azucarado cualquiera. En la etiqueta veremos que el producto tiene 15,4 g de azúcar, pero no sabemos ni cuánto azúcar corresponde al naturalmente presente, ni cuánto se ha añadido extra, porque no aparece desglosado. Tan sólo un cálculo mental nos permitirá averiguar que, según hemos visto en el caso anterior, si 4,9 g correspondían al azúcar inherente al producto, el resto, un 10,5 g provendrá del azúcar añadido por el fabricante.

Yogur azucarado

Yogur con frutas, continúa la desinformación

En el etiquetado de un yogur con frutas cualquiera, leemos que el azúcar es de 16,4 g, pero seguimos sin saber cuánto azúcar es el naturalmente presente, cuánto es el añadido y cuánto proviene de la fruta que por cierto se llama fructosa. Volvamos a las matemáticas. Si 4,9 g correspondía a la lactosa y un 10,5 g al azúcar añadido, llegamos a la conclusión de que 1 g es por la fructosa, pero sin ninguna garantía.

Yogur con frutas

OCU pide más detalles

Desde OCU exigimos un desglose detallado del tipo de azúcares que hay en los productos, dando detalles en cada caso de su origen y de su cantidad. La solución en el caso de los yogures pasaría tan solo con añadir la información en la etiqueta nutricional desglosada de esta manera:

Hidratos de carbono: 16,4 g; de los cuales azúcares inherentes: 5,9 g; de los cuales azúcares añadidos: 10,5 g.

De esa manera, el consumidor podría saber más de dónde viene el azúcar que consume.

Ayúdanos firmando nuestra campaña

Un consumidor bien informado puede tomar una mejor decisión.  Ayúdanos a conseguirlo, infórmate y firma nuestra campaña  

Menos azúcar, más sano


Imprimir Enviar por email