Noticia

Teff, otro cereal sin gluten

El teff está de moda

En muchas partes del mundo se usa como planta decorativa, pero para la mayoría de la población etíope y eritrea el teff es el alimento básico. Desde hace unos años también podemos encontrarlo en algunas tiendas de nuestro entorno.

12 marzo 2020
teff, otro cereal

En muchas partes del mundo se usa como planta decorativa, pero el teff (Eragrostis tef ) es el alimento básico para la mayoría de la población etíope y eritrea.

¿Qué es el teff?

El teff (también conocido como tef) es una planta herbácea anual de la familia de las gramíneas que puede alcanzar un metro de altura. Se adapta muy bien a los terrenos áridos y al clima de montaña, aunque necesita una temperatura media de diez grados y una cierta humedad. Es muy resistente a las plagas y a las enfermedades, por lo que no necesita cuidados químicos.

El grano de teff es el más pequeño del mundo, no supera los 1,7 mm de alto por uno de ancho y 3.000 granos de teff pesan solo un gramo. Según la variedad, el color del grano varía de beige claro, a marrón e incluso rojizo.

¿De dónde viene el teff?

El teff es un cereal que se consume desde hace más de 5.000 años en Etiopía, país de donde es originario. Se cultiva principalmente en Etiopía y Eritrea y, de forma limitada para forraje, en otras partes de África, India, Australia y América del Sur.  

Ahora el teff ha empezado a cultivarse y comercializarse en otros países, gracias a su fácil adaptación a terrenos áridos, su rapidez de crecimiento y al creciente interés por los cereales sin gluten como la quinoa, el trigo sarraceno y el amaranto, entre otros. Desde hace algunos años ha empezado a consumirse en algunos países desarrollados, como Estados Unidos, Alemania, Francia, Inglaterra y España, y su demanda sigue aumentando.

Teff: características nutricionales

Por su mínimo tamaño se come en su forma integral, lo que aumenta su aporte nutricional.

  • La composición en macronutrientes es similar a la de otros cereales, siendo los hidratos de carbono los componentes fundamentales.
  • La cantidad de proteína es ligeramente superior (8g/100g) a la de otros cereales; tiene niveles de lisina (aminoácido deficitario) más altos que el trigo o la cebada, y un poco menos que el arroz o la avena.
  • El teff no contiene gluten, por lo que es una interesante opción para celiacos. Su contenido en grasa es bajo, similar al del trigo y el centeno.
  • El teff aporta vitaminas del grupo B y gran cantidad de minerales, porque se consume entero; es fuente de calcio, hierro, magnesio, fósforo, zinc y manganeso. Algunos estudios nutricionales indican que la cantidad de algunos minerales, como el hierro y el zinc, varían según el tipo de teff, en el marrón son más elevadas.

Productos elaborados con teff

En la cultura etiope el teff es un cereal básico; su harina es el ingrediente fundamental para elaborar la injera, una  especie de pan ligeramente ácido que se consume en la mayoría de los hogares y que se combina con todo tipo de alimentos. El grano también se utiliza para elaborar una bebida alcohólica local llamada arak'e o katikalla y una cerveza nativa llamada 't'ella.

Los usos culinarios del teff están orientados, sobre todo, a la repostería o recetas que requieran horneado, también en cualquier clase de sopas, guisos y postres. Como buen espesante que es, se puede añadir con este fin en cremas y salsas, sean dulces o saladas. El teff puede edulcorarse con sirope de agave o miel en la preparación de bizcochos, galletas, panes, etc.

El teff también se utiliza en la construcción para reforzar el barro o el yeso. El almidón del teff se emplea también para hacer productos de cosmética natural por sus excelentes propiedades espesantes.