Informe

Mariscos y crustáceos: comprar y degustar

21 diciembre 2018
Mariscos y crustáceos

21 diciembre 2018

Te damos toda la información sobre seguridad alimentaria, aspectos nutricionales, especies de mariscos y crustáceos, consejos para su compra y conservación. Tanto si se trata de marisco de origen nacional, fresco, más caro y en principio de más calidad, como si son piezas de importación.  Te damos las claves para elegir.

Cómo comprar el marisco

  • Si se vende vivo, el animal debe reaccionar al aplicarle unos golpecitos. Cuando los crustáceos mueren, las articulaciones se oscurecen, las patas se caen y aparece pronto el mal olor.
  • En el marisco cocido, coge alguna pieza con la mano. Debe resultar pesada en relación a su tamaño.
  • Aunque en nécoras y centollos se suelen preferir las hembras, lo cierto es que sólo están más llenas antes de la puesta de los huevos.
  • Si son gambas, cigalas o carabineros los mariscos que vas a comprar, fíjate en que la cabeza, el abdomen y la cola están firmemente unidos entre sí.
  • Las antenas de los crustáceos deben estar tiesas y los ojos brillantes. Rechaza loas piezas de marisco con patas rotas o sueltas, pues por ellas entrará agua al cocer.
  • Si el producto es descongelado, debe indicarse claramente. Fíjate o si tienes dudas, pregunta al pescadero.
  • Glaseado. El glaseado es una fina capa de hielo que protege el pescado o marisco de la desecación. Es muy frecuente en sepia, gamba pelada, vieiras etc.. Si se vende el producto envasado debe indicarse el peso escurrido, descontando el glaseo. Si se vende a granel debe indicarse el porcentaje de glaseo, para así poder calcular el precio del producto sin glaseo.