Noticia

Electricidad: precio variable, fijo y tarifas planas

05 noviembre 2014

05 noviembre 2014

La factura eléctrica no es igual ni de lejos para todos. Existen diversas modalidades que los usuarios deben conocer para no pagar de más. Y cuidado también con algunas tarifas que ofrecen estabilidad al cliente y cuotas sin sorpresas, pues las tarifas fijas 100% no existen.

Si quieres ver las tarifas que se comercializan actualmente y compararlas, entra en nuestra

Calculadora de Luz y Gas


Las compañías de electricidad echan el resto estos días para tratar de promocionar sus tarifas eléctricas con potentes campañas de publicidad, enfocadas convertirse en alternativa a la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

EL PVPC se caracteriza por tener un precio impredecible, puesto que se decide día a día y hora a hora. Así, el argumento de las tarifas alternativas suele ser casi siempre ofrecer estabilidad en el precio. Pero hay diferentes formas de ofrecer esa estabilidad.

Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) o precio variable

Esta tarifa afecta exclusivamente a los clientes que tienen la oficial, que antes se llamaba TUR y ahora PVPC. Si es la tuya, debes conocer todos los detalles sobre esta tarifa. Pero si el nombre de tu compañía no coincide exactamente con ninguna de estas cinco que reseñamos, no tienes contratado el PVPC.

  • Gas Natural S.U.R., SDG.
  • EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.
  • E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L.
  • Endesa Energía XXI, S.L.U.
  • Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.

Tarifas con precio estable pero revisable

Estas tarifas son las que ofrecen la mayoría de compañías eléctricas en la actualidad. Se contrata una tarifa determinada, pero el contrato incluye alguna cláusula que permite su revisión de forma automática. Habitualmente se trata de revisiones basadas en el IPC cada 1 de enero, pero algunas compañías, como EDP, incluyen en sus tarifas la revisión cada tres meses en función de criterios propios de la compañía o incluyen cláusulas más ambiguas indicando que el precio será modificado cuando el mercado así lo exija.

Tarifas con precio fijo

Son similares a las anteriores, aunque el contrato incluye el compromiso de mantenerla durante un periodo determinado, generalmente un año. Aunque algunas ofertas, como la presentada recientemente por Iberdrola, amplían ese periodo a costa de hacer pagar al cliente un sobreprecio elevadísimo.

Con este tipo de tarifa la factura varía en función del consumo, dependiendo de si es mayor o menor. Pero el precio será el mismo. La tarifa ganadora de la II Compra Colectiva de Energía de OCU tiene estas características: precio fijo durante un año.

Tarifas (mal llamadas) planas

Es el producto estrella de Gas Natural para esta temporada. Con ella el cliente acepta pagar un importe fijo al mes que se mantendrá, incluso aunque no consuma nada. Pese a lo que da a entender su nombre, en ningún caso se puede realizar un consumo ilimitado. Lo cierto es que se trata de un bono anual de kWh con el que si se sobrepasa el consumo acordado se deberá abonar el consumo adicional. Nuestra valoración de esta tarifa es que interesa a pocos consumidores, ya que el riesgo de pagar más de la cuenta es muy alto.


Cuota fija

No se trata de una tarifa, sino de una forma de pago. Esta opción la tienen disponible las principales compañías de gas y luz desde hace años.

Su funcionamiento es sencillo: independientemente de la tarifa, el cliente acuerda con la compañía el pago un importe mensual o bimestral fijo durante 11 meses. El mes 12 se recalcula la diferencia entre lo realmente pagado y lo que el usuario debería haber desembolsado si cada mes le hubieran cobrado lo realmente consumido.

En esta factura se ajusta la diferencia a favor o en contra, así que es un método sencillo para dar estabilidad a la factura. Pero no conviene perder de vista si el consumo se ajusta correctamente a lo facturado para no tener sorpresas desagradables.

Sea cual sea la tarifa, debemos tener presente que en las tarifas de electricidad un componente muy destacado está determinado por las tarifas reguladas por el Gobierno, los denominados peajes. Así, si el Gobierno modifica este componente de la tarifa, la compañía revisará el precio a pagar, independientemente del tipo de modalidad de pago que se tenga. Por lo que las tarifas fijas 100% no existen en realidad.


Imprimir Enviar por email