Informe

Cómo reclamar por problemas de suministros y energía

01 enero 2011
Reclamar

01 enero 2011

Electricidad y gas son cuestiones problemáticas, que generan muchas reclamaciones en los usuarios: cortes en el suministro de la luz, el agua o el gas sin previo aviso, sobretensión, facturación indebida, altas fraudulentas, conflictos por las condiciones de contratación, etc. ¿Sabes cómo enfrentarte a ellos?

Cómo reclamar

  • Si tienes un problema con una compañía suministradora, presenta una reclamación por escrito en el Departamento de Atención al Cliente de la empresa indicando tu queja y lo que pides. Si en el plazo de un mes no te han dado una solución satisfactoria, tendrás que dirigirte a la Consejería de Energía e Industria de tu comunidad autónoma, ya que es el organismo competente en todo lo relacionado con la regularidad del servicio, la verificación de los aparatos de medida, la equidad en la facturación y las condiciones de seguridad. No olvides adjuntar copia de las cartas dirigidas a la compañía suministradora, las respuestas recibidas, las facturas de las reparaciones, los presupuestos de las averías, etc.
  • Si la reclamación está relacionada con la parte comercial del suministro (facturas, cláusulas abusivas, incumplimiento de ofertas, atención al cliente…), y no con el propio suministro (picos de tensión, por ejemplo), también puedes reclamar ante la Administración de Consumo: la OMIC del ayuntamiento o los servicios de consumo autonómicos.
  • Además del Departamento de Atención al Cliente, algunas compañías tienen una figura añadida a la que acudir antes de presentar la queja ante la Administración o en la vía judicial; es el caso del Defensor del Cliente de Endesa y del Defensor del Cliente del Canal de Isabel II. 

Imprimir Enviar por email