Consejos

Cómo calcular la potencia de tu aire acondicionado

No confundas potencia eléctrica con térmica

Si estás pensando en comprar un nuevo aire acondicionado, la primera pregunta que debes hacerte no debe ser "¿cuánto cuesta?", sino "¿qué potencia necesito?". Te contamos cómo saberlo.

15 julio 2022
aire-acondicionado-calcular-potencia

Estamos en plena ola de calor. Muchos sobreviven gracias al aire acondicionado o alternativas como los ventiladores. Pero otros no disponen de un aparato de aire acondicionado, o el que tienen no parece suficiente para refrescar la habitación. Y es que es importante que el aparato se ajuste bien a las necesidades, a las estancias a refrigerar (o calentar, porque hoy en día la mayoría de “aires acondicionados” son bombas de calor que funcionan de forma reversible y proporcionan también calefacción).

Valorar las necesidades es clave

Te explicamos cómo escoger tu aparato en función de las necesidades de refrigeración, pero para la calefacción sería lo mismo, aunque fijándote en el rendimiento del aparato en modo calentamiento.

Una vez tengas claras cuáles son las necesidades de refrigeración, según las características de la estancia a refrigerar, puedes usar nuestro comparador para escoger el que te conviene:

COMPARADOR DE AIRES ACONDICIONADOS

Potencia térmica y potencia eléctrica

Seguramente, al hojear la lista de especificaciones de un aire acondicionado o al intentar extraer información de sus complicados nombres, te habrás encontrado con distintos conceptos que llegan a confundir. Lo primero que debes tener claro es que, al hablar de aparatos que enfrían o calientan, se pueden manejar dos tipos de potencia:

Potencia eléctrica. Está relacionada con la cantidad de electricidad que consume el aparato por cada hora que está funcionando conectado a la red. Se mide en vatios por hora o en kilovatios por hora (kWh).  

Potencia térmica. Es la capacidad para cambiar la temperatura que tiene un aparato, en otras palabras, la cantidad de frío o calor que puede aportar. Si se trata de refrigerar, se habla de capacidad de refrigeración o “cooling power”. Para medirla se pueden utilizar diferentes unidades (kW, frigorías, BTU…), lo que puede terminar siendo un galimatías que no pone fácil la elección, pero te vamos a ayudar a calcular la potencia necesaria para tu hogar.

Los aires acondicionados con bomba de calor son muy eficientes: su potencia térmica puede ser hasta 4 veces o más la eléctrica. Por cada kWh de electricidad que consumas, el aparato te proporcionará 4 kWh de energía térmica, frío o calor.

¿Cómo se mide la potencia térmica?

Normalmente la potencia térmica, o sea, la capacidad de refrigeración (o de calentamiento) de los aparatos se puede indicar en distintas unidades:

  • Kilocalorías por hora: normalmente se usa para referirse a la potencia de calefacción. Una kcal/h corresponde a 1,163 W (y 1 kW = 860 kcal/h).
  • Frigorías por hora. Es una unidad de medida de absorción del calor. Una frigoría corresponde a la absorción de una kilocaloría por hora, es decir 1 frigoría/h = 1 kcal/h.
  • BTU/h (British Thermal Unit per hour). La BTU es otra unidad equivalente de energía. Una kcal/h equivale aproximadamente 4 BTU/h, por lo que por ejemplo tendríamos que 12 000 BTU/h = 3.000 frigorías/h.
  • Kilovatios (kW). La unidad de potencia del Sistema Internacional de Unidades es el W: un kW, equivale a 1.000 W. Para convertir BTU/h a kW, hay que multiplicar el valor de BTU/h por 0,000293. En el caso de los aparatos de aire acondicionado domésticos, los aparatos suelen oscilar entre los 2,5 kWh, que son los que se utilizan para estancias más pequeñas, y los de 3,5 kWh, adecuados para habitaciones a partir de 20 m2 de superficie.

Consulta en la tabla las equivalencias de potencia térmica:

 EQUIVALENCIAS DE POTENCIA TÉRMICA
1 kW =  860 kcal/h 860 frigorías/h = 3.440 BTU/h 
 1 BTU = 0,000293 kW = 0,25 frigorías/h = 0,25 kcal/h
 1 frigoría/h = 1 kcal/h = 4 BTU 1,163 W

¿Qué potencia térmica necesitas?

Depende del tamaño

Para hacer un cálculo rápido, simplemente debes tomar la superficie y la altura de la habitación en metros, esto es, el volumen de la habitación y multiplicarlo por 45:

Potencia del aire necesaria (W) = 45 x Ancho (m) x Largo (m) x Alto (m)

Si prefieres obtenerlo en BTU directamente, en lugar de multiplicar por 45 debes hacerlo por 150. Por ejemplo, para una habitación de 10 metros de largo por 4 de ancho, y 2,5 metros de altura, necesitarías:

Potencia del aire necesaria = 45 x 10 x 4 x 2.5 = 4.500 W = 4,5 kW = 15.500 BTU

En la imagen puedes ver la potencia necesaria para refrigerar piezas de distintos tamaños:

potencia aire acondicionado espacios y BTU

10-20 m2  20-30 m2   30-50 m2
 4.000-7.750 BTU  7.750-11.600 BTU  11.600-19.500 BTU
 1,2-2,3 kW 2,3-3,4 kW  3,4-5,7 kW 

Otros factores que debes valorar

En un cálculo más fino, debes considerar además factores como la ubicación geográfica de la vivienda, su orientación, el aislamiento de paredes y ventanas, el número de personas... 

  • Si la habitación tiene mucha sombra, reduce la potencia en un 10%.
  • Si recibe mucha luz solar, aumenta la potencia en un 15% si está orientada al sur o un 10% si está orientada a este u oeste.
  • Si hay más de 2 personas en la estancia de forma habitual, añade 600 BTU por persona.
  • Si la estancia a refrigerar es una cocina, aumenta su potencia en 4.000 BTU.
  • Ten en cuenta los aparatos eléctricos en la estancia que puedan generar calor.

Para hacer estos cálculos, te será de mucha utilidad esta herramienta de OCU:

CALCULADORA DE AIRE ACONDICIONADO

En general...

  • Entre 25 y 35 m2 son adecuadas potencias de entre 9.000 y 13.500 BTU.
  • Para una estancia de unos 50 m2, que reciba mucha luz solar y que tenga varias ventanas, necesitaríamos un aire acondicionado más cercano a las 19.000 BTU.
  • Por último, para estancias de 70 m2 o más, además de instalar un aparato con la potencia necesaria (se comercializan aparatos de alrededor de 24.000 BTU), se recomendaría instalar más de una unidad o distribuir el aire mediante conductos en diferentes puntos de la estancia, mejorando así el flujo del aire.

Son estimaciones, pero es aconsejable acudir a un profesional que haga un cálculo más exacto.

Escogiendo aire acondicionado

En el mercado hay aires acondicionados de diferentes potencias eléctricas y térmicas para ajustarse a nuestra demanda. La potencia térmica de refrigeración generalmente aparece en las especificaciones de cada producto, pero muchas veces el dato se encuentra ya en su propio nombre.

Los números que aparecen entre las letras suelen hacer referencia a la potencia del dispositivo, ya sea en BTU o en kW. Aparatos con números muy distintos pueden tener al final potencias parecidas, solo que expresadas en diferentes unidades. Algunos ejemplos:

  • LG F09MT.NSM / F09MT.U24 => 9.000 BTU
  • Mitsubishi Electric WSH-LN25I Onyx Black (MSZ-LN25VGB/MUZ-LN25VG) => 2,5 kW = 8.600 BTU (alrededor de 9.000 BTU)
  • Daikin FTXM35R / RXM35R (Perfera) => 3,5 kW = 12.040 BTU (alrededor de 12.000 BTU)

¿Y si no acierto con la potencia?

Un sistema sin potencia suficiente tendrá que funcionar durante más tiempo a máxima potencia para conseguir la temperatura deseada, lo que acortará su vida útil y aumentaa el consumo energético. Por otra parte, un sistema sobredimensionado, con demasiada potencia, además de suponer una inversión inicial innecesariamente elevada, también consumirá más energía por ser más potente.

Estos valores son solo recomendaciones generales para que puedas hacerte una idea, pero conviene que un técnico especializado en instalar aire acondicionado visite la vivienda para conocer sus necesidades y dónde conviene instalar los aparatos.

El coeficiente de eficiencia energética

Una vez hayas identificado un aire acondicionado que pueda proporcionar la suficiente potencia térmica, nuestra recomendación es que te fijes en el valor de su coeficiente de eficiencia energética, que es la relación entre la capacidad y el consumo energético de los equipos de aire acondicionado.

Para refrigeración se denomina SEER, y para calefacción SCOP.  Si el uso del aparato va a ser principalmente para refrigeración, interesará un SEER lo más grande posible, porque su consumo eléctrico y, por tanto, la factura de la luz, serán menores. La etiqueta energética te informa de estos valores de SCOP y SEER.

etiqueta-energetica-aire-acondicionado-cambios

Comparar para acertar

En nuestro comparador de aires acondicionados  puedes filtrar los aparatos según la potencia que prefieras entre las dos más comunes del mercado, de 2,5 kW (8.600 BTU) y de 3,5 kW (12.000 BTU).

Mejores aires acondicionados 2,5 kW

71 MUY BUENA
CALIDAD
Aires acondicionados
Desde 380,76 
73 MUY BUENA
CALIDAD
COMPRA
MAESTRA
Aires acondicionados
Desde 808,99 
71 MUY BUENA
CALIDAD
Aires acondicionados
Desde 629,95 

Mejores aires acondicionados 3,5 kW

45 Mala calidad
Aires acondicionados
Desde 399,00 
67 BUENA
CALIDAD
Aires acondicionados
Desde 708,52 
46 Mala calidad
Aires acondicionados
Desde 381,15