Noticia

Smart TV: los usuarios opinan

14 noviembre 2012
Smart TV

14 noviembre 2012

Tal vez la televisión sea inteligente, pero los televidentes lo son más y no están entusiasmados con la Smart TV. La presunta inteligencia de este aparato radica en que se conecta a Internet, pero nuestra encuesta refleja que se usa para ver canales tradicionales: las actividades online son marginales. 

No son baratas pero tienen fama de listas: una Smart TV o televisión inteligente puede llegar a costar más de 1.000 euros gracias a que permite utilizar la tele como si fuese un ordenador. Con conexión a Internet y aplicaciones específicas desarrolladas por los fabricantes, cuentan con monitores LED y técnicamente sobresalen en muchos aspectos. Pero ¿qué piensan los que las usan?

Hemos preguntado a 1.682 usuarios de cinco países (España, Italia, Portugal, Bélgica y Brasil). Sus respuestas revelan que los consumidores no están especialmente entusiasmados con esta nueva tecnología.

¿Por qué comprar una?

Solo el 8% de los encuestados declara haberse comprado una Smart TV para sacarle partido a sus posibilidades online, un dato contundente para demostrar que el público en general aún no se siente atraído por estas prestaciones. 

De hecho, la motivación principal para comprar un aparato inteligente fue simplemente que era necesario sustituir el viejo televisor (61% de las respuestas):  

¿Por qué compraste una Smart TV?

Tele nueva, viejos hábitos

La realidad es que la mayoría usa la Smart TV de la misma manera que las televisiones tradicionales: para ver películas y programas sentado en el sofá y sin tecnología 3D (83% de las respuestas).

Un 35% la usa como reproductor digital (ver contenidos previamente grabados) y el resto de usos (Internet, videojuegos, 3D...) resultan marginales.

Particularmente decepcionantes resulta la evaluación de las diferentes funciones de la Smart TV: las menos apreciadas son precisamente las relacionadas con el acceso a Internet.

Sin diferencias entre marcas

En España, la marca dominante según los resultados de nuestra encuesta es Samsung (61% de las respuestas), dejando muy atrás a competidores como LG (14%) o Philips (11%).

En cuanto al precio, la media de los encuestados pagó 1.017 euros por su televisor inteligente.

Nuestra encuesta no arroja grandes diferencias entre marcas, aunque el tamaño de la pantalla (cuanto más grande mejor) y la tecnología LED son los factores que más peso tienen a la hora de contentar al usuario.

A continuación se reflejan las puntuaciones de satisfacción en diferentes apartados en una escala de 100 puntos:

Marcas y satisfacción de consumidores

Imprimir Enviar por email