Noticia

Hay vida al margen de WhatsApp

20 febrero 2014

20 febrero 2014

La app móvil de mensajería más popular ya no es gratis. Un número importante de competidores aprovecha la ocasión ofreciendo servicios similares pero sin pedirte dinero. Así es el pujante mercado que amenaza con jubilar definitivamente a los agonizantes SMS.   

Abundan las apps de mensajería móvil que pretenden robarle terreno a WhatsApp, protagonista absoluto del sector. ¿Dónde pueden ir los "desertores"? Estas son las principales alternativas

Los 10 rivales de WhatsApp

  • 1. Telegram: su rápido crecimiento la convierte en el principal rival de WhatsApp. De código abierto y origen ruso, cuenta con más seguridad en el cifrado, opciones interesantes para los más jóvenes (chats grupales de hasta 200 miembros, mensajes que se autodestruyen...) y la garantía de que siempre será gratis.
  • 2. Line: es la otra gran amenaza para WhatsApp. Apuestan por hacer todo lo que hace WhatsApp más llamadas gratis y más un sorprendente grupo de aplicaciones: cámara de fotos, apps de dibujo, otra de escritorio para seguir las conversaciones desde un ordenador... Y un adictivo repertorio de stickers (dibujos realmente elaborados para amenizar las conversaciones).
  • 3. WeChat: esta app china es especialmente popular en el continente asiático. Las videollamadas en calidad HD gratuitas son uno de sus distintivos, junto a la imprescindible mensajería (individual y grupal) a través de la que puede compartirse no solo texto sino también vídeo, audio e imágenes.
  • 4. Viber: al igual que Skype, son más conocidos por su servicio de llamadas gratuitas, pero también permiten enviar mensajes. La ventaja es que está integrado con tus contactos telefónicos: te aparecen directamente los amigos que tienen instalada la aplicación. 
  • 5. Skype: nació para hacer llamadas por Internet entre ordenadores, pero se han trasladado a los smartphones y permiten hacer llamadas, videollamadas y chats. La ventaja es que puedes comprar crédito y llamar a otros teléfonos a tarifas de bajo coste (sobre todo si estás en el extranjero). 
  • 6. Chat ON: es la app de Samsung pero funciona también en teléfonos de otras marcas. Pese a venir instalada por defecto en los smartphones de Samsung (líder mundial de ventas), pocos la usan con intensidad.   
  • 7. Joyn: la industria intentó reaccionar con esta app a imagen y semejanza de WhatsApp. Desarrollada por la asociación de operadores móviles GSMA, Movistar no cobra el consumo de datos que se realice a través de Joyn (y a los que tengan tarifa plana no les computan esos MB en su cupo mensual). Inconvenientes: si eres de algún operador móvil virtual (Pepephone, MásMóvil, Simyo...) no puedes descargarla. 
  • 8. iMessage: es el servicio de mensajería instantánea de Apple y solo puede utilizarse en sus dispositivos (iPhone, iPad e iPod Touch). Está integrado con la aplicación de envío de SMS: cuando mandas un SMS identifica automáticamente si el destinatario tiene un dispositivo Apple y lo convierte a iMessage, siendo entonces gratuito.
  • 9. Blackberry Messenger: bastante tocada por los malos resultados de BlackBerry en general, ha sido mejorada para funcionar prácticamente con cualquier móvil (excepto con sistemas Windows Phone). Permite llamadas de voz. 
  • 10. Spotbros: creada por desarrolladores españoles, destaca por la posibilidad de crear grupos de conversación por temas (Spots) y el acceso a conversaciones con gente cercana a ti (radio aproximado de 1,5 km) según la geolocalización (Shouts).  

El futuro de WhatsApp

Cada una de estas aplicaciones tiene una serie de virtudes. Es posible tener instaladas varias en tu smartphone, pero algunas son incompatibles.

Al final lo que buscas en una app de mensajería es que sea la que usan tus amigos. Si la mayoría de tus contactos no está funcionando con esa app, su utilidad cae en picado (si solo tú tienes instalada esa aplicación, no te comunicarás con nadie).

Como en las redes sociales, triunfará quien consiga reunir a un mayor número de gente. Esto descarta de inicio a todas aquellas que pongan restricciones (ya sean de operador, de terminal o de sistema operativo).

A corto plazo parece poco probable que WhatsApp pierda su reinado. Parten con ventaja: casi todo el que utiliza una app de mensajería, usa WhatsApp. 

La duda la plantean esos 0,89 euros que cuesta: no es el dinero sino la incomodidad de tener que dar los datos de la tarjeta de crédito.

  • ¿Seducirá alguna de las aplicaciones rivales a la mayoría de los usuarios? El futuro lo dirá.

Imprimir Enviar por email